Britney recupera su libertad

Britney Spears | efe
|

Britney Spears es uno de esos juguetes rotos que nos deja el showbussines. Trece años lleva bajo la tutela de su padre y, desde ayer, la cantante es libre. Atrás quedan sus problemas con drogas, alcohol y sus depresiones. Una jueza ha determinado que la mujer es libre del férreo control a la que la sometía su progenitor que incluso la obligaba a utilizar un DIU para evitar que se pudiera quedar embarazada. En este caso, por raro que parezca, la disputa no era por el dinero, como la propia artista explicó. Se trataba de recuperar su vida y, ahora, por mediación judicial, lo ha conseguido.

Britney recupera su libertad