Logroñés - Depor: pelea de gallos

Los blanquiazules celebran el gol de William que dio el triunfo a los coruñeses frente al Zamora en Riazor la pasada jornada | patricia g. fraga
|

El Deportivo regresa esta tarde a Las Gaunas, escenario siempre querido por los amantes del fútbol, dispuesto a asestar un golpe a uno de sus principales rivales por el ascenso, la UD Logroñés, y, de paso, aprovechar el tropiezo del Unionistas del pasado viernes para tomar distancia con al menos dos de los conjuntos con los que compartía ese cuarteto de líderes. El cuarto en discordia es el Racing de Santander, que este mediodía visita a la Cultural Leonesa.

24 años y casi siete meses han transcurrido desde la última vez que la escuadra blanquiazul visitó el feudo riojano, el 20 de abril de 1997. Pero en aquella ocasión aún existía el desaparecido CD Logroñés y el duelo entre ambos se produjo en Primera División. Un doblete de Rivaldo dio los tres puntos a la escuadra coruñesa (1-2), dirigida por Carlos Alberto Silva. El tanto local lo marcó el uruguayo Rubén Sosa.

Hoy, de aquel club blanquirrojo solo quedan las cenizas, repartidas entre los dos equipos que representan a la ciudad de Logroño. La SD, que en la sexta jornada arrancó un milagroso empate en Riazor (1-1) en la última acción del partido, y la UD, que la pasada campaña militó en Segunda División y en el presente curso tiene el mismo objetivo que el Depor entre ceja y ceja, regresar al fútbol profesional.

Ambos conjuntos llegan al duelo de esta tarde tras haber superado una ‘mini crisis’ recientemente. En el caso de los riojanos, han ganado sus dos últimos compromisos tras sumar solo cuatro puntos de los doce anteriores. El Depor, por su parte, ha dejado atrás las dudas generadas entre las jornadas quinta y séptima con dos derrotas y un empate al haber registrado dos victorias y una igualada en sus tres últimos compromisos.

El bloque de Borja Jiménez afronta el duelo como el equipo menos goleado del grupo. Cinco tantos han recibido los herculinos que, además, han dejado su portería a cero en siete de las diez jornadas. Pero el conjunto blanquiazul también puede presumir de su enorme pegada, que le ha permitido marcar quince dianas, y cuenta con tres atacantes, Miku (4 goles), Quiles (4) y el joven Noel (3), que son un peligro para las defensas contrarias.

Los números de la UD Logroñés tampoco son malos. Los blanquirrojos han mantenido su portería imbatida en seis partidos y se han mostrado muy fuertes en su casa, donde han ganado cuatro de los cinco encuentros que han disputado. Eso sí, todas las victorias fueron por la mínima (1-0). Su única derrota como local llegó en el derbi con la SD (0-1).

El Depor, que encadena tres desplazamientos sin vencer tras ganar en sus dos primeras salidas del curso (0-1 en casa del Tudelano y 0-3 en Calahorra), arrancó un importante punto en Santander hace dos semanas (0-0) ante otro de los claros aspirantes al ascenso, mientras que la pasada jornada venció en Riazor al Zamora (1-0) con un gol de William, que salió desde el banquillo en el arranque de la segunda parte.

El brasileño podría ser la gran novedad del once de esta tarde. Ante el cuadro zamorano, Borja Jiménez se decantó por Doncel para el extremo izquierdo, pero todo apunta a que William recuperará su sitio en el equipo.

El técnico abulense recupera para este partido al canterano Trilli, que no juega desde que se lesionó con la selección española sub-19, tras ser titular en la primera jornada de la temporada. Los blanquiazules mantienen la baja de Valín y, además, Borja Jiménez ha preferido no convocar a Trigueros, que, a pesar de contar con el alta médica, solo participó en dos entrenamientos con el grupo después de varias semanas lesionado.

La gran referencia del equipo riojano es Iker Guarrotxena, máximo realizador del grupo con seis goles. 

Logroñés - Depor: pelea de gallos