El origen y la construcción de los palacios de Justicia y de María Pita

El palacio municipal se trasladó a la plaza de María Pita en el año 1918
|

La Audiencia de A Coruña se traslada al palacio de la plaza de Galicia cuando el inmueble que en la actualidad alberga la Capitanía General se queda corto en su extensión para acoger a ambos cuerpos del Estado.

Este Palacio de Justicia será proyectado en 1909 por los arquitectos Ricardo Boán y Julio Galán, para ser levantado en lo que entonces era el mercado de la Leña, conocida como la Plaza de España. Pero se varió el lugar para su construcción en 1925, año en que el consistorio ofrece un solar en el centro del Campo de Carballo en el ensanche de la ciudad, la ahora Plaza de Galicia.

Así, rescatando aquel primer proyecto de Galán hecho en 1909, ya que Boán había fallecido en este tiempo y Galán vivía en Oviedo, capital del Principado de Asturias, se levanta el único edificio con señal de identidad propia, pues no se llegaría a construir ningún otro en la ciudad con esta personalidad.

Su apariencia es la de una fortaleza medieval con aspecto sobrio y hermoso a la vez. La obra fue realizada por Pedro Mariño, tiene una elegante escalera en la entrada principal, que se encuentra en el centro de la nave que da a la Plaza de Galicia, y otra soberbia escalinata en la parte lateral izquierda, mientras que la fachada trasera da a la calle del Arzobispo Lago, y la lateral derecha a la calle Ferrol.



Inicios


El 24 de febrero de 1902 se da cuenta de una comunicación del Gobernador civil de la provincia del día 4 del mismo mes en que se tiene a bien aprobar el proyecto y exposición de construcción del palacio municipal que el Ayuntamiento de a Coruña intenta levantar en el solar que posee en la plaza de María Pita. La condición es que en las obras se introduzcan las modificaciones aconsejadas por el arquitecto.

Unos meses más tarde, el 9 de junio de 1902, se da cuenta del material adquirido para la reparación y refuerzo de la estacada de la plaza de María Pita y el 27 de agosto se trata sobre las mejoras para una rápida edificación del palacio, vaciando la línea del lado norte de la plaza y avanzándola hacia el interior doce metros, con relación a la del plano sancionado por el Gobernador civil en 7 de abril de 1860. Además, se apunta a la aprobación del plano del trazado de la rampa de comunicación entre la parte alta (Campos de San Agustín y de la Leña, y avenida de Puerta de Aires o calle de Alesón) y la baja (plaza de María Pita).


La Audiencia de A Coruña se traslada al palacio de la plaza  de Galicia cuando el inmueble que en la actualidad alberga la Capitanía General se queda pequeño 



En sesión de 20 de mayo 1903 se da cuenta de haber quedado desiertas por falta de licitadores las dos subastas que simultáneamente se celebraron en Madrid y en esta capital el 16 de diciembre de 1902 y el 18 de febrero de 1903.

Un año después, en la sesión del 18 de mayo de 1904, se notifica el resultado negativo de la subasta simultánea celebrada en Madrid y en A Coruña, para adjudicar las obras de construcción de la nueva casa consistorial.

Así las cosas, el día 9 de noviembre de ese mismo año, se da lectura a un oficio del Gobernador civil resolviendo la consulta que se le hizo para construir con excepción de subasta y concurso.

La corporación coruñesa se entera entonces de las gestiones del Marqués de Figueroa en pro de los intereses de A Coruña, ratificando la adjudicación definitiva de la obra a Constantino Barros Escudero con arreglo a lo establecido en los pliegos y otorgando al mencionado marqués un expresivo voto de gracias por sus reiteradas y beneficiosas gestiones.Antes, en sesión de 30 de diciembre de 1903, se había dado cuenta de una minuta presentada por el Notario Antonio Viñes por gastos de la escritura otorgada el 4 de agosto anterior para formalizar el contrato de permuta del solar que el ramo de Guerra poseía en el lado Norte de la Plaza de María Pita por otro que pertenecía al municipio en el Campo da Leña


La recepción  de las obras de la nueva casa consistorial se ratifica en sesión del 19 de diciembre de 1917, con casi todo el edificio en condiciones de ser utilizado 




De este modo, el 12 de julio de 1905 queda inaugurado el inicio de las obras del Palacio Municipal de A Coruña indicando la adquisición de una caja de plomo en el mes de marzo último, que se deposita bajo una piedra del zócalo de la fachada principal de la nueva casa consistorial que se construye en la plaza de María Pita. En la caja en cuestión se introdujo otra de cobre conteniendo documentos relativos a la inauguración de las aludidas obras.



Certificación


El pleno, en sesión del 6 de diciembre de 1905, se aprueba la certificación librada por el arquitecto titular acreditativa de la primera sección de la Casa Consistorial en la Plaza de María Pita, de la que es contratista Constantino Barros Escudero. Las obras, según consideran, se hallan bien y totalmente ejecutadas con arreglo al proyecto aprobado y pueden recibirse provisionalmente. La construcción se realiza en cinco secciones hasta que en 16 de marzo de 1910 se coloca la nueva cubierta de zinc de Palacio y en 8 de marzo de 1911 se da lectura a un informe sobre las cuatro estatuas a colocar, que servirán de remate al cuerpo central de Palacio de María Pita. Tres años después, el 19 de agosto de 1914 se conoce la distribución del nuevo palacio municipal, aunque habrá un rediseño antes de su inauguración.

La recepción de las obras de la nueva casa consistorial se ratifica en sesión del 19 de diciembre de 1917, con lo que el edificio ya se haya en condiciones de ser utilizado en su mayor parte.

El traslado que se propone es que pase de las actuales dependencias de San Agustín y que se haga lo más pronto posible, llevándose a efecto esta orden el 18 de septiembre de 1918.

Entonces, las instalaciones que ocupaba el Ayuntamiento pasa a manos de Hacienda, que lo había cedido para celebrar los ayuntamientos en 1837. 

El origen y la construcción de los palacios de Justicia y de María Pita