Unos que pasarán de apestar a ser unos apestados

|

Lucha sin cuartel contra los fumadores. Los neumólogos se han sumado al debate sobre la nueva legislación antitabaco que prepara el Ministerio de Sanidad y han marcado medidas, para ellos irrenunciables, que le van a quitar las ganas de fumar hasta al más enganchado al vicio. Lo primero, el bolsillo, que es lo que más daño hace: que el tabaco de todo tipo sea más caro. Y después, el estigma social: si prohibimos que puedan darle al pitillo en terrazas, parques, estadios o playas los convertimos en seres al margen del resto de los humanos, que deberán buscar esquinas recónditas para hacer el mal. Y así pasarían de apestar a ser unos apestados. Pero por su bien. Y por el de los que tienen alrededor. FOTO: Un fumador, a distancia del resto de humanos | efe

Unos que pasarán de apestar a ser unos apestados