El pleno aprueba las ordenanzas fiscales que bonifican a las familias numerosas y a las monoparentales

El concejal de Hacienda, José Manuel Lage Tuñas, es escoltado ante las protestas de la Policía Local | javier alborés
|

El pleno de A Coruña aprobó ayer las modificaciones de las ordenanzas fiscales para el próximo año, pactadas entre el Gobierno local y la Marea Atlántica.


Estas medidas permitirán reformar doce tributos y tasas municipales, con exenciones para personas y colectivos. Entre otros, los cambios fiscales suponen bonificaciones del 50% para familias numerosas y monoparentales en los recibos del agua, basura y alcantarillado, así como la exención de tasas para entidades que utilicen instalaciones deportivas municipales y gravámenes para empresas de telefonía por el uso del suelo y del subsuelo.


El PP recalcó en la sesión plenaria la necesidad de bajar impuestos y aplicar más deducciones. Por ello, presentó enmiendas en cinco cambios fiscales, todas ellas rechazadas en el turno de votación. Además, solicitó también bonificaciones para autónomos y pymes en el impuesto de actividades.


En el debate, el concejal de Hacienda, José Manuel Lage Tuñas, ensalzó la “voluntad de diálogo” de la Marea Atlántica, pero a la hora de debatir con la portavoz del PP, Rosa Gallego, llegaron los reproches. La representante de los populares insistió en bajar el IBI, pero Lage recordó que el PP, en su mandato del 2011-2015, no rebajó ningún impuesto.


Reproches

Por ello, Gallego aseguró que “la alcaldesa presume de haber elegido como socio a la Marea para los asuntos más importantes porque su modelo de ciudad es el de la Marea, pero necesitará el voto del PP en muchos asuntos y no le va a salir gratis”.


En cuanto a las cuentas, la oposición, sobre todo el PP y el BNG, solicitaron al Gobierno municipal que se inicien las negociaciones con todos los grupos para los presupuestos del 2022.


El otro gran enfrentamiento del pleno también implicó a la portavoz de los populares, que tuvo que ser llamada al orden dos veces tras cruzar palabras fuera de turno con la concejala de Igualdad, Yoya Neira, quien se refirió al PP como un “socio” de Vox en la política nacional, algo que indignó a Gallego. En lo relativo a las mociones, fueron aprobadas las tres presentadas por la Marea Atlántica: reclamar mayor inversión al Estado en A Coruña, más fondos contra la violencia machista y que los presupuestos de la Xunta para la ciudad aumenten en unos ochenta millones de euros. La portavoz de la Marea instó al PP a dejar de utilizar el gobierno de la Marea Atlántica como excusa para “o maltrato de Feijóo cara á Coruña”. “Van tres orzamentos da Xunta desde que non goberna a Marea, e o resultado é o mesmo: a pasarela de Marineda segue a ser un dos seus maiores investimentos”.


La moción presentada por el BNG para pedir la retirada de los honores y distinciones que tiene Sergio Peñamaría de Llano en la actualidad fue rechazada por el PP y el PSOE. Varios colectivos de memoria histórica solicitaron hace días la eliminación del nombre del callejero del que fue alcalde de A Coruña entre 1959 y 1963. Gallego quiso aprovechar la moción para saludar a la familia del exalcalde, que estaba presente en el salón de plenos. “Decirles que lamento que tengan que estar hoy aquí y pasar por este trago”, comentó, mientras que Francisco Jorquera denunció que se trata de un “connotado fascista”.


El pleno volvió a estar marcado por una entrada abrupta para el concejal de Hacienda, ya que tuvo que ser escoltado por segunda jornada consecutiva ante las protestas de la Asociación Profesional de la Policía Local.

El pleno aprueba las ordenanzas fiscales que bonifican a las familias numerosas y a las monoparentales