La derogación que será un poco menos

Yolanda diaz y Nadia Calviño | aec
|

Pues al final tendremos derogación de la reforma laboral. Eso es al menos lo que después de semanas negándose a pronunciar esa palabra han anunciado los socialistas después de que las dos ministras gallegas, con la mediación del propio Sánchez, hayan llegado a un acuerdo. Y hasta aquí podemos leer, porque la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, se negó a dar más pistas de cuáles son los términos del mencionado acuerdo. Es evidente que derogación va a haber, aunque sea parcial, ya que será una ley que sustituya, cuando menos, parte del articulado de la otra. Sin embargo, por los matices de las declaraciones podemos aventurar que sabemos a dónde querrían llegar los podemitas y en qué punto fijan sus líneas rojas los socialistas. Tal vez lo más significativo haya sido el anuncio de que es fundamental que haya acuerdo con todas las partes, incluida la patronal. Algo que, en el fondo, se daba por descontado después de que la CEOE se haya movido en Bruselas y desde la Comisión hayan ya dado un toque al Gobierno sobre la profundidad que podrían tener los cambios que quieren introducir en la normativa laboral patria.

La derogación que será un poco menos