Los típicos huesos de santo y los buñuelos se imponen en las comidas familiares estos días

Los huesos de santo son un clásico en Ferrio | patricia g. fraga
|

Resulta inevitable que los coruñeses asociemos cada fecha, evento o celebración con una comida o plato determinado. Así como referirse a la Navidad conlleva hablar de turrones, o pensar en los carnavales lleva aparejado las filloas, la comida familiar del Día de Difuntos suele acabar en todas las casas con el mismo postre: los típicos huesos de santo o los buñuelos nunca faltan.

Así lo confirma Alejandro Ferrio, del negocio familiar Confitería Ferrio. “Los huesos de santo se llevan vendiendo ya desde hace un par de semanas. Es algo habitual que ya cuando se acercan estas fechas sean muy demanadados”, confirma.

“Con los buñuelos, la situación es diferente, es algo más puntual asociado al día concreto porque hay que hacerlos en el momento, pero se venden mucho. A la gente le encantan”, asegura Ferrio. “Por lo general, la gente es muy tradicional y no se quiere complicar la vida, por lo que los buñuelos y los huesos de santo, en esta época, son sin duda los productos estrella”, añade.



Consecuencias de la pandemia


En todo caso, Alejandro Ferrio percibe que, aunque la situación ha mejorado, todavía se notan las consecuencias de la pandemia. “Creo que, aunque lo peor ya ha pasado, mucha gente todavía tiene cierto temor. Es cierto que, con respecto al año pasado, vamos mucho mejor y hay más encargos, pero no estamos todavía como antes de la pandemia”, concluye.

Y aunque lo tradicional suele imponerse, siempre hay margen para la innovación. Así lo confirman desde la pastelería Los postres de Kelly. “Sabemos que los huesos de santo son típicos, pero aquí los hacemos de forma distinta. Aquí les damos sabores: de frambuesa, fresa, manzana verde... A muchos niños les gustan más que los tradicionales, porque tienen sabores que a ellos les agradan”, confirma la pastelera y propietaria del negocio, Raquel Martínez. En todo caso, ya sea con el sabor de siempre o con uno más moderno, lo importante es compartirlos en familia. 

Los típicos huesos de santo y los buñuelos se imponen en las comidas familiares estos días