Formoso critica el modelo de "hiperliderazgo" de G. Caballero, quien no hizo "esfuerzo unidor", y avanza integración

|

El presidente de la Diputación de A Coruña y aspirante a la Secretaría Xeral del PSdeG, Valentín González Formoso (As Pontes, 1971) traslada su rechazo al modelo de "hiperliderazgo" que, en su opinión, caracterizó el mandato de Gonzalo Caballero al frente del Partido Socialista de Galicia, una formación que propone "revitalizar" desde la "coordinación" para que vuelva a "conectar" con el pueblo gallego y su idiosincrasia.


"El partido necesita hablar de los temas estratégicos del país dentro de la organización. Tenemos que compartir visiones, compartir modelo, mejorarlo y pulirlo", destaca en una entrevista concedida a Europa Press en la que lamenta que en los últimos cuatro años la dirección del PSdeG no aprovechase el potencial de las instituciones provinciales y municipales. "Faltan las veces que nos reuniésemos más allá de lo que hacemos en nuestras organizaciones provinciales y con la propia Fegamp", indica.


El actual secretario provincial del PSOE coruñés, que explica decidió dar un paso al frente por "conciencia" al ver que "la ciudadanía se alejaba del proyecto del PSdeG", aboga por "reconducir esa situación" con un decálogo de medidas entre las que incluye la celebración de una conferencia política anual en la que los socialistas elaboren propuestas sobre los asuntos "clave" para Galicia. Además, avanza la creación de grupos de trabajo "permanentes" que no se limiten a ser "fotografías de un día" y propone un Consello Nacional de Alcaldes.


"La sociedad considera que la actual dirección gallega del PSdeG no conecta ni con la ilusión del pueblo gallego ni con su idiosincrasia", lamenta el también alcalde de As Pontes, que aboga por "reconectar" con "todo ese tejido social, cultural y productivo para ser el vehículo de la ilusión" que el Partido Socialista de Galicia fue "en otros tiempos".


AVANZA INTEGRACIÓN FRENTE A LA FALTA DE "ESFUERZO CICATRIZADOR"

En plena carrera interna hacia las primarias que los socialistas gallegos afrontarán el próximo fin de semana para escoger a su nuevo líder, González Formoso considera que la integración "debe de ser un objetivo" por el que tanto él mismo como Gonzalo Caballero deben trabajar.


"Por mi parte será desde el primer día al 100%", destaca en una entrevista en la que pone en valor los "hechos" y recuerda que él mismo sumó a su proyecto a personas de la candidatura rival tras el proceso interno que lo elevó a la Secretaría Xeral del PSOE coruñés. "En mi ADN va intentar integrar. No concibo un proyecto que nazca de la división de un partido, un proyecto que excluya a la mitad del partido", subraya.


Tras insistir en que basta con que la militancia "analice" lo hecho por cada candidato, lamenta que para la actual dirección haya "una parte del partido que no existe". "En su ejecutiva hay 60 personas de las cuales ni una sola fue integrada de la candidatura del compañero que se presento contra él en las primarias", argumenta en referencia al que fuera rival de Caballero, el actual edil coruñés Juan Díaz Villoslada, y antes de asegurar que "no se puede hablar ni de integración, ni de esfuerzo cicatrizador, ni de esfuerzo unidor".


Y "no solo en la Executiva Nacional, es que por primera vez en la historia del PSdeG no hubo integración de nadie en el Comité Nacional", critica Formoso, convencido de que "eso no puede volver a ocurrir". "No se puede hablar ni de integración, ni de esfuerzo cicatrizador, ni de esfuerzo unidor".


"COMPROMISO TOTAL"

Preguntado sobre si está dispuesto a ser candidato a la Xunta si alcanza la Secretaría Xeral del PSdeG, deja claro que su "compromiso" con el PSdeG y con Galicia "es total" pero recuerda que "quien va a decidir quién es el candidato o candidata a las próximas elecciones autonómicas es la militancia en un proceso de primarias".


De este modo, considera que "el mejor resultado" para el partido se produce cuando se unifica el candidato y la secretaría xeral, sin que exista una bicefalia. "Pero no quiere decir que no haya que intentar, si es necesario, si los compañeros y compañeras deciden que sea así, que quién se presente a las autonómicas sea el candidato que tenga más capacidad para empatizar con la sociedad gallega", incide.


En este punto, aprovecha para reprochar que Gonzalo Caballero celebrase este proceso interno "dos años antes" de las elecciones autonómicas de 2020 y critica también que intentase adelantar al 26 de octubre las primarias a la Secretaría Xeral en un ejercicio de "retorcimiento de los estatutos" que fue rechazado por Ferraz.


En la entrevista y preguntado al respecto, Formoso también avanza que, de obtener una victoria en los comicios internos, compatibilizará la Secretaría Xeral del PSdeG con la Presidencia de la Diputación de A Coruña al considerar que el líder del partido debe "tener percha institucional en la medida de lo posible". "Es una manera de seguir vinculado a las políticas públicas y a la realidad institucional", señala.


Además, sobre si el hecho de que no sea diputado autonómico dificultará evidenciar la alternativa a Feijóo en los debates en la Cámara, recuerda que el propio Pedro Sánchez no era diputado del Congreso cuando se impuso en las primarias. "Hoy es presidente del Gobierno", destaca.


VE "ABSOLUTAMENTE INSUFICIENTE" EL PESO EN LOS ÓRGANOS FEDERALES

Formoso, que pide el proceso interno que culminará con la celebración del XIV Congreso Nacional del PSdeG los días 7 y 8 de diciembre sirva para la confrontación de "proyectos" y no de personas, pide "respecto interior" para que los socialistas puedan ser respetados "exteriormente".


"Si nosotros confrontamos implantando clichés sobre el otro compañero, creo que estamos haciendo un flaco favor al socialismo gallego", asegura en referencia a las críticas de Gonzalo Caballero en las que vincula su proyecto con el de las "baronías".


En este sentido, pide entender el "mensaje" de unidad que deja el Congreso Federal que el PSOE celebró en Valencia, una cita política tras la que considera también que el peso alcanzado por el PSdeG en los órganos federales es "absolutamente insuficiente".


"Tenemos la misma representación que Melilla. Es demoledor para un territorio histórico como Galicia", asegura Formoso, que considera que esta falta de peso se debe "a la debilidad de la dirección gallega de estos cuatro años" y a unos resultados en las autonómicas que "tampoco respaldan".


En este punto y preguntado sobre si él siente el apoyo de Ferraz en este proceso interno, asegura no sentir que la dirección del PSOE se haya decantado por ningún candidato. "Solo me consta la preocupación absoluta por la desconexión del PSdeG con la ciudadanía", explica para finalizar con que "el resultado de las autonómicas alertó en Ferraz que el modelo que se estaba llevando a cabo en Galicia era inadecuado". 

Formoso critica el modelo de "hiperliderazgo" de G. Caballero, quien no hizo "esfuerzo unidor", y avanza integración