La semana del perdón

|

Se acaba y, como en los toros, diversidad de opiniones. Aquí un servidor de ustedes, echa en falta el perdón de Aznar por llevarnos a la guerra pues sabía que los malos tenían armas de destrucción masiva. O a los que montaron el GAL y, ya puestos, el perdón de los que montaron el golpe de Estado que causó una dictadura de medio siglo y aún hay restos en el Congreso.


Me parece que el propio PP, tan indignado con los pecados ajenos, no pidió perdón por todas las veces que el partido tiene que acudir a los tribunales para explicar cómo llenaban la caja de donde salían los sobresueldos y los pagos para las campañas electorales. Y más si ya hay nuevas citaciones del caso Kitchen, con las vice- presidentas del gobierno de Rajoy, amén de los cincuenta militantes del PP de Valencia que protagonizaron el llamado “timo del pitufeo”, para ocultar las cantidades que había en la caja y tenían una procedencia más que dudosa.


Tenían que haber pedido ya perdón a los que llamaron, de forma despectiva, a las unidades de emergencia de los militares como “los soldaditos de Zapatero”

Pero es que hay mucho rédito con seguir agitando cadáveres mientras guardan los suyos bajo relatos para cambiar la historia.


Quede claro que las familias de las víctimas no pueden borrar el pasado pero ya son muchas las que están hartas de la manipulación y, a la vez, que se pretenda blanquear aquella época y, la sociedad que se echó a la calle con las manos pintadas de blanco repudiando los crímenes de ETA, no va bendecir ahora un pasado que sembró tanto dolor. Pero no estará de más recordar como llamó Aznar a los asesinos de ETA – algo así como un ejército de patriotas– y que en su etapa se iniciaron los acercamientos de etarra a las cárceles vascas.


Y es que ya estamos hartos de tener que confrontar cada poco la historia reciente con la realidad y no el relato interesado.


Nos tienen que pedir perdón PSOE y Partido Popular por las componendas a la hora de elegir magistrados. ¿Se trataba de eso…? ¿Esperaron todo ese tiempo para retorcer el significado de la renovación? La lectura de los elegidos con su currículo que nos facilitó la SER ayer, nos priva de cualquier comentario optimismo. Y por eso les pido perdón a ustedes por no creer.

La semana del perdón