A Pedro le interesa que Yolanda tenga éxito, pero poco

Yolanda y Pedro, juntos y contentos | aec
|

Claro que Pedro Sánchez le da su bendición a la apuesta de Yolanda Díaz de aglutinar las fuerzas que están a la izquierda del PSOE. Las elecciones generales ya están en la mente de todos y como bien saben los socialistas, la fragmentación está muy penalizada en las urnas. En su caso, lo saben porque eso les sirvió, en buena parte, para hacerse con el triunfo en 2019, cuando era la derecha –o el

centro-derecha, según con quién se hable– la que estaba dividida. Ahora, por su bien, el presidente espera que la alianza que pueda formar Díaz sea fuerte como para aglutinar el apoyo de todos los votantes de izquierdas descontentos con el partido del Gobierno y que, paradójicamente, le permitirían seguir en él. Con la formación de Yolanda de tercera fuerza donde ahora está Vox, Pedro tendría más opciones de consolidarse en La Moncloa. Así que todo son parabienes para el proyecto. Eso sí, con cuidado de que la ministra no le acabe haciendo sombra. Que esto no es como lo de Ayuso y Casado.

A Pedro le interesa que Yolanda tenga éxito, pero poco