El Ayuntamiento sigue en Os Mallos el mismo plan que en A Falperra y Peruleiro contra la ocupación

Uno de los edificios ocupados en Os Mallos es el número 16 de Mariana Pineda | patricia g. fraga
|

El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Ignacio Borrego, aseguró esta semana que se están llevando a cabo los mismos pasos contra la okupación en Os Mallos que se dieron en su día en A Falperra y en Peruleiro, donde este mes se espera que se lleve a cabo el primero de los desalojos. Pero Borrego recordó que se trata de un proceso largo sobre el que el Ayuntamiento tiene un control limitado, pero asegura que “las mismas gestiones se han hecho en Os Mallos, A Silva, Peruleiro y A Falperra”.

Hace un año, el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno formaron una mesa de trabajo cuando aumentó el fenómeno de la ocupación en la ciudad. Ya entonces se entendió que era necesario analizar cada caso por separado para darle un tratamiento idóneo. Hoy en día, la Policía Nacional estima en cerca de un centenar los casos de la ocupación en la ciudad, aunque las estadísticas señalen que Galicia es una de las comunidades autónomas con menos casos de ocupación, y la preocupación pública por este fenómeno es creciente. 


La visita  del de Sabadell  a A Coruña coincidió  con el estreno  de su última canción, “La Vida” 



Borrego reconoce que, en ocasiones “es más difícil localizar a un propietario pero también nos decían en Peruleiro que también había propietarios que estaban totalmente desentendidos del problema y que conocían la ocupación, y al final no era cierto”. En ocasiones, los dueños de los inmuebles ocupados, normalmente edificios viejos que llevaban vacíos y en franco proceso de deterioro desde hacía años, no residen en la ciudad o en el país y localizarlos puede ser un desafío para la administración municipal.

El concejal recalca sus esfuerzos: “Estamos en todos los procesos en los que podemos estar, tratando de mejorar la convivencia. Seguimos las mismos fases: primero hablamos con los vecinos, la valoramos con los servicios sociales, hablamos con la Policía Nacional... También es cierto que hay denuncias en Peruleiro de hace varios años. El camino judicial es un poco denso y se ha sufrido durante más tiempo”.

Borrego no puede garantizar que se haya localizado a todos los propietarios de edificios ocupados, pero destaca que se trata de un esfuerzo conjunto, que concierne a otros agentes sociales. “Han venido a ofrecerse ONG de confesiones religiosas determinadas pensando en el origen de algunas personas para ponerse a disposición”, indicó.



Desalojos


En A Falperra fueron dos bloques de viviendas que pertenecían a inmobiliarias que tenían intención de rehabilitarlas, así que el proceso fue relativamente rápido, aunque se prolongó varios meses. En el caso de Peruleiro, se trata cuatro las viviendas ocupadas que serán desalojadas en las próximas semanas. “Estamos hablando de dos calles diferentes (Peruleiro y Camino del Pinar) y de varios casos distintos”, continuó el edil de Seguridad Ciudadana.

“Estamos usando los mismos recursos y procedimientos con todos los barrios –reiteró Borrego–. Con algunos tenemos más suerte y somos más ágiles porque las circunstancias así nos lo permiten y con otros vamos más despacio. En Os Mallos aceleraremos lo que podamos”. Mañana está previsto el desalojo del número 25 de la avenida de Peruleiro, el primero de los cuatro 

El Ayuntamiento sigue en Os Mallos el mismo plan que en A Falperra y Peruleiro contra la ocupación