Atisbos de normalidad con los miles de fieles de Rauw Alejandro

Un momento del concierto de Rauw Alejandro de ayer | Pedro Puig
|

Aires de normalidad, o de “seminormalidad” es lo que dejaba entrever ayer el ambiente en el Coliseum en el “reestreno” de los grandes conciertos en el recinto por excelencia de las grandes citas.

El pasado mes de julio, el cantautor Pablo López estrenaba la temporada en el Coliseum con una doble sesión de actuaciones que tenían un aforo muy limitado, de unas 1.500 personas cada una. El concierto de Rauw Alejandro de ayer era un cuento muy distinto, ya que la previsión era triplicar, e incluso superar más todavía, ese aforo, ya que a la venta había más de 5.000 localidades, convirtiéndolo en el concierto de mayor aforo de la ciudad desde el inicio de la pandemia.

Aunque sentados, el artista puertorriqueño trató que el público coruñés perreara con sus temas de reguetón, convertidos en éxitos nada más publicarlos, como su “Todo de Ti”, coreado por los miles de espectadores que se dieron cita ayer en el recinto herculino.

Rauw Alejandro se encuentra en el país, de gira, presentando su último disco, “Vice Versa”, con el que no solo trato de que los coruñeses movieran el culo en su asiento, sino que hizo lo propio en otras localidades, como Zaragoza donde, al igual que en A Coruña, también salió triunfante.



Pasado, presente y futuro


No es que el de ayer fuese el primer concierto desde el inicio de la pandemia, pero sí el más grande, por el momento, ya que los anteriores contaron con aforos mucho más reducidos.

Al ya citado de Pablo López en julio, hay que sumarle el que ofreció Xoel López, junto a la Orquesta Sinfónica de Galicia (OSG) el pasado año, en uno de los momentos en los que el coronavirus nos dio un respiro.

Y es que el Coliseum no dejó de albergar música durante los últimos 19 meses, ya que buena parte de este tiempo fue el hogar temporal de la OSG, que ofreció algún pequeño concierto, y algún otro virtual.

Pero la sensación de ayer se podrá repetir en breves, ya que en solo siete días el recinto volverá a acoger a miles de personas para el concierto que ofrecerá Aitana. Y no va a ser el último, ya que el próximo jueves se ponen a la venta las entradas para la visita de Van Morrison, que actuará en el Coliseum el 3 de diciembre. 

Atisbos de normalidad con los miles de fieles de Rauw Alejandro