El pescado coruñés contará con su propio sello para certificar su origen

Inés Rey y Juan Carlos Corrás, durante la firma del convenio en la Lonja | patricia g. fraga
|

El sector pesquero también sufrió 2020, como todos, con pérdidas. Sin embargo, supo mantenerse a flote, aún a costa de reducir sus ganancias entre siete y ocho millones de euros. Ahora es el momento de pensar en el futuro y, con ese fin, se va a crear un sello distintivo de “pescado de la lonja coruñesa”. La alcaldesa, Inés Rey, y el presidente de la Fundación Rendemento Económico Mínimo Sostible e Social (Freemss), Juan Carlos Corrás, firmaron un convenio al respecto en la sede de la Lonja .


“É de rigor e de xustiza dar a coñecer a nosa cidade, auténtica capital española e europea da pesca fresca”, declaró la alcaldesa. Corrás explicó que se trata de poner en valor “un producto de excelente calidad con unas buenas prácticas reconocidas”. Se va a desarrollar un manual de buenas prácticas para todos los establecimientos que quieren acogerse a esta medida y se les entregará un distintivo que garantice que el origen de sus productos no es otro que la lonja coruñesa.


El año pasado el puerto registró un “pequeño descenso” (en palabras de Corrás) con respecto a 2019, dado que se capturaron tres mil toneladas menos de pescados (lo normal es que las descargas alcance las 30.000 toneladas).


En cuanto a cifras económicas, el valor en primera venta se dejaron de ganar entre siete y ocho millones de euros, debido principalmente al cierre de la hostelería que demandan productos de máxima calidad y valor.


Sin embargo, la recuperación se ha empezado a notar desde el verano. Este año las cifras son mejores en primera venta, pero se han notado un descenso de captura de unas dos mil toneladas.


Polémica televisiva

En cuanto a la polémica del concurso “Master Chef”, que se rodó en A Coruña y en la que se simuló que se había comprado bogavante, Rey señaló: “Más de dos millones de personas pudieron ver nuestra ciudad. El resto, para tertulias ”.


Corrás, como responsable de la Lonja, señaló que no todos los productos fueron adquiridos en la Lonja, sino que la productora los compró por otros canales y que “estamos bastante tranquilos, porque ya les dijimos que estaba en veda”.

El pescado coruñés contará con su propio sello para certificar su origen