Los vecinos de Peruleiro denuncian una ola de atracos con arma blanca

En tres locales de la calle de Arquitecto Rey Pedreira se han cometido robos en lo que va de mes | patricia g. fraga
|

A primera hora de la mañana de ayer le tocó el turno a una panadería de Arquitecto Rey Pedreira: un hombre de unos 30 años de edad, embozado con su mascarilla, irrumpió en la tienda armado con un cuchillo y ordenó a la panadera dos cosas: que le diera todo el dinero y que no se pusiera nerviosa. Solo pudo complacerle en lo primero. “Aún estoy nerviosa”, confesaba horas después. Es la última víctima de un atracador que ronda por Peruleiro, y del que sospecha que ha cometido varios atracos tanto a negocios como a particulares de la zona.


Lo mismo ocurrió en la librería de al lado el viernes pasado, o la frutería a la vuelta de la esquina hace una semana, la tienda de comida biológica del barrio.. Normalmente a primera hora de la mañana, un hombre de poco más de metro setenta de altura, entra armado en el local “A mí me entró cuando estaba pelando unas habas –explica la frutera– Y creí que era un cliente”. El error duró hasta que mostró el cuchillo y le exigió el dinero. Ella le dio todo lo que tenía, unos 40 euros. En su caso fue a las siete de la tarde. En el de la librera por la mañana. “Cada día, cuando abrimos, todos sabemos que le va a tocar a alguno –comenta la librera–. Es prácticamente a diario”.


En portales

Por otro lado, no solo lo negocios han sufrido la indeseada visita del atracador: los vecinos también denuncian atracos en los portales. Al parecer, el modus operandi consiste en colarse detrás de la víctima y sacar el cuchillo aprovechando que están a solas. Esto ha provocado recelos entre los residentes de la zona, lo que acrecienta los rumores. “Una vecina lo vio cuando entraba en el portal, y se quedó fuera. Él hizo como que miraba los buzones y luego se fue”, comentan.


Aunque en A Coruña se está registrando un repunte en el robo en comercios, estos consisten normalmente en robos con fuerza, en la que los sospechosos actúan de madrugada rompiendo la puerta con una pata de cabra, entrar y llevarse lo que sea posible antes de darse a la fuga. Eso ocurrió también en Peruleiro, en una peluquería de caballeros de Arquitecto Rey Pedreira (donde se llevaron calderilla y dos teléfonos móviles a primeros de mes), pero en este barrio lo que se está volviendo más habitual son los atracos a mano armada.


La mayor parte de los robos han tenido lugar en la pequeña zona comprendida entre la avenida de Peruleiro y la ronda de Nelle, que el sospechoso visita casi a diario, sin que por el momento las autoridades hayan conseguido darle caza. “No hay tanto patrullaje –comenta la frutera–. Se ven pasar coches pero eso no es suficiente”.

Los vecinos de Peruleiro denuncian una ola de atracos con arma blanca