La rotonda de la N-VI en Guísamo estará operativa el próximo 2022

Una representación del Gobierno de Bergondo recibió a José Miñones y María Rivas en San Isidro
|

Bergondo verá en solo unos meses las ansiadas obras del cruce de la Nacional VI con la AC-164, en Guísamo. El delegado del Gobierno en Galilicia, José Miñones Trillo, trasladó a la alcaldesa, Alejandra Pérez Máquez, que los Presupuestos Generales del Estado de 2022 contemplan una partida para construir esta rotonda, que sustituirá el cruce de la N-VI. Lo hizo durante su primera visita institucional a Bergondo.


Miñones indicó que se trata de una obra que responde a una “demanda histórica” del municipio y sus vecinos, pues “aumentará a seguridade viaria nunha zona de alta densidade de circulación”, una de las más elevadas del área metropolitana de A Coruña.


El representante estatal, por la subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas, señaló que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana está tramitando ya las expropiaciones para acometer esta obra y está preparando su licitación con un presupuesto de 1,5 millones.


El proyecto consiste en la remodelación de la estructura de intersección actualmente existente en el kilómetro 580 de la N-VI con la AC-164, transformándola en una glorieta dotada de vías de servicio laterales que permitan el acceso a las propiedades colindantes, expuso Miñones.


Además, la obra contempla la implantación de otra rotonda en las cercanías, a la altura del cruce con la carretera que conduce al ayuntamiento cambrés, y la reordenación de los movimientos entre ellas en el núcleo de Guísamo.


El delegado del Gobierno en Galicia apuntó que confía que esta actuación, que tiene un plazo de cinco meses, esté acabada en el próximo año, con el que se eliminará uno de los tramos de concentración de accidentes de la provincia de A Coruña.


Desde el Ayuntamiento de Bergondo, su alcaldesa señaló que “é unha demanda histórica e é unha gran noticia para Bergondo”, destacó Pérez, quien planteó también la necesidad de continuar con las actuaciones de mejora de la N-VI en Guísamo y en Cortiñán.


En relación con este asunto, Miñones reconoció que “estamos nun eixo comarcal importante e iso significa que as infraestruturas son importantísimas”, y agradeció a Pérez su “insistencia na loita pola glorieta” de Guísamo.


En la misma visita a la sede municipal de San Isidro, los representantes estatales repasaron con la alcaldesa otras inversiones del Gobierno en Bergondo.

La rotonda de la N-VI en Guísamo estará operativa el próximo 2022