La hostelería coruñesa vive su primera jornada de nueva normalidad

Terrazas llenas en la zona de La Marina ayer al mediodía | patricia g. fraga
|

A Coruña estrenó ayer las medidas frente al covid que más se asemejan a la deseada nueva normalidad. El buen tiempo animó a los coruñeses a disfrutar de las consumiciones al sol, ahora con el permiso de poder reunirse con más gente alrededor de una mesa. Con esta relajación de medidas, la hostelería aumentó su capacidad máxima permitida, tanto en interior como exterior.


Hay dos niveles, según las condiciones de los establecimientos y su adaptación a las medidas sanitarias. En el primer nivel, el interior puede cubrir un aforo del 75% y la terraza del 90%. En el segundo nivel, estos se amplían hasta el 90% dentro de los locales y el 100% en el exterior.


La ocupación máxima es, desde ayer, de diez personas en el interior y veinte personas en la terraza por mesa o agrupación de mesas. Zonas como La Marina estaban al completo desde la mañana de ayer, algo que continuó hasta la noche, cuando el ocio nocturno volvió a despertar una semana más.


En este sector, uno de los más castigados por la pandemia, las nuevas medidas también permiten respirar un poco más. Se mantienen los aforos del 50% en el interior y del 75% en el exterior, con cierres a las 03.00 horas para los locales de nivel 1.


En el caso del segundo nivel, se amplían los aforos de los pubs o discotecas al 75% dentro y el 100% en terrazas, con cierre a las 04.00 horas. No son las únicas actividades que viven modificaciones desde ayer. El comercio, cultura, deportes, academias, lugares de culto, centros cívicos y establecimientos de ocio infantil incrementan su aforo del 75 al 90%.


Espectáculos

También aumenta al 75% el aforo máximo permitido de las zonas comunes de hoteles, albergues y alojamientos turísticos. Además, los espectáculos musicales y artísticos al aire libre podrán contar con público de pie y con un aforo del 66% de la superficie total del recinto. Si el espectáculo es en butacas, el aforo puede llegar al 90%.


Para estos días, el sector de hospedaje y hostelería en Galicia encara el puente del Pilar con buenas expectativas, con una ocupación en el caso del primero que se prevé supere el 85%, según fuentes del Clúster Turismo de Galicia.


El presidente de la Asociación Empresarial de Hospedaje de A Coruña (Hospeco), Richard Huerta, sostiene que la ocupación, en función de los días, podría variar entre un 80 y un 90% y, algún caso, llegar al 100%. “La tendencia del verano ha sido muy buena y septiembre ha sido casi como en el año 2019”, considera sobre la situación actual en la ciudad de A Coruña.

La hostelería coruñesa vive su primera jornada de nueva normalidad