Alfonso Molina se colapsa en plena salida del puente del Pilar debido a dos siniestros

Las colas de vehículos alcanzaron los 1,5 kilómetros de longitud, según la DGT | patricia g. fraga
|

La operación salida de puente del Pilar estuvo marcada en A Coruña por dos accidentes que provocaron el colapso en la avenida de Alfonso Molina. Aunque ninguno de los dos siniestros fueron graves, tuvieron lugar en el peor momento: el primero a las tires y el otro, pasadas las cinco y media de la tarde, cuando miles de vehículos abandonaban la ciudad con destino a sus lugares de vacaciones. Según fuentes de la DGT, la situación no se normalizó hasta pasadas las seis de la tarde.


Ambos siniestros fueron muy parecidos: tuvieron lugar en dirección salida, a la altura de Carrefour, uno de los puntos más peligrosos de la AC-11, dado que allí se incorpora el carril procedente de la avenida de San Cristóbal, muchas veces con tráfico pesado. Precisamente, en este caso fue una hormigonera la que dio alcance a un turismo en el carril izquierdo, justo a la altura del desvío a Pocomaco, destrozando la parte trasera del vehículo y causando heridas de escasas consideración al conductor, un hombre de unos 30 años, que sufría de latigazo cervical. Este fue trasladado al Hospital, pero se firmó un parte amistoso. SIn embargo, el vehículo tardó en ser retirado, y la cola de vehículos llegó hasta e viaducto de Cuatro Caminos. Es decir, un kilómetro y medio.


Segundo alcance

Al lugar de los hechos acudió la Policía Local que liberó en cuanto pudo el carril derecho, a las 15.30 horas y poco a poco la situación se fue normalizando, excepto en las proximidades del puente de A Pasaxe, donde las obras de Perillo, en el cruce de Sol y Mar, donde se está renovando la red de abastecimiento de agua. Allí la calzada se estrecha a un solo carril por sentido por culpa de los trabajos y la cola de vehículos llegaba hasta el otro lado del puente. No era, sin embargo, nada que no se hubiera repetido en varias ocasiones desde julio, y la situación parecía bajo control hasta las 1.7.38 horas, cuando se produjo otro accidente, esta vez con un camión de obra y un turismo.


Fue justo a la misma altura que el anterior, pero esta vez en el carril izquierdo, en vez de en el derecho. La baja velocidad a la que se desplazaba el tráfico en ese momento impidió que el alcance causara daños personales. Tras haber firmado un parte amistoso los implicados, apareció rápidamente una grúa particular que retiró el turismo. Todo se solucionó alrededor de las seis de la tarde.


Fuentes de la DGT señalan que, aunque la operación salida ha registrado una gran cantidad de tráfico, no habría llegado a producirse retenciones de no ser por estos accidentes.


Hay que señalar que se estima que la intensidad de circulación en Alfonso Molina alcanzó niveles prepandemia, o muy parecidos y el puente ha servido para confirmar la normalización de la movilidad


Intensidad casi al 100%

Los técnicos de Movilidad toman como referente el tramo de Alfonso Molina que discurre frente a los juzgados para conocer la Intensidad Media Diaria (IMD) de vehículos que circulan por la ciudad. En febrero de 2020 el promedio era de 52.000, justo antes de la declaración del estado de alarma y del “Gran Confinamiento” para luego caer a los 12.000. Si la IMD en 2019 era de 54.284 vehículos diarios, el año pasado fue de 40.381. Es decir, un 25% menos.


Pero la movilidad se recuperó rápidamente y en marzo ya había llegado a los 45.000. Ahora se puede decir que esta casi al 100%. Los accidentes, también.

Alfonso Molina se colapsa en plena salida del puente del Pilar debido a dos siniestros