Los vecinos de Matogrande alertan de la okupación de un trastero

Entrada al garaje del edificio en la calle de María Puga | quintana
|

Los vecinos de Matogrande denunciaron estos días la okupación de un trastero en un edificio del barrio que consta de dos entradas a su garaje, una de ellas en la calle de María Puga, y la otra en Luciano Yordi.


Desde la asociación de vecinos de la zona aseguran que los asaltantes, dos individuos que “andan habitualmente por Matogrande”, entraron el pasado fin de semana en el interior del edificio accediendo por una de estas entradas al aparcamiento y se colaron en un trastero. Este hecho provocó el miedo de los residentes en este bloque de viviendas, “que no bajaban al subterráneo porque se les escuchaba y generaban malestar”.


Varios agentes de policía acudieron a principios de semana al lugar tras el aviso de los propios vecinos y, pese a que los intrusos continuaron en el interior, ya lo habrían abandonado este mismo jueves, ya que un residente del inmueble comentó en la tarde de ayer que “ya no había puerta, supongo que los propietarios la habrán quitado para cambiarla”.


Por Matogrande se comenta que esta pareja podría ser la misma que hace meses timbraba por diferentes portales de la zona, apuntando los pisos en los que había gente y los que estaban vacíos. Sin embargo, esto no está confirmado y hay opiniones contrarias al respecto.


En lo relacionado con los asaltos en la ciudad, la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, manifestó ayer que el Consistorio mantendrá la presencia policial en Os Mallos y tendrá “tolerancia cero” con la okupación.


Os Mallos

Así lo ha relató, a preguntas de los medios, durante un acto sobre la moción aprobada el jueves en pleno para acometer un plan con actuaciones de mejora en Os Mallos y la Sagrada Familia.


Del mismo, Inés Rey dijo que es “necesario” para “poner fin al malestar” que puedan tener los vecinos del barrio, que en las últimas semanas han protagonizado protestas por la presencia de okupas. La regidora consideró que no hay okupación “buena o mala” y que esta es “delictiva y perseguible”. También aludió al “refuerzo policial” solicitado a la Subdelegación de Gobierno y explicó que la Policía Nacional y Local trabajan de forma conjunta para “garantizar la seguridad en el barrio”.


La alcaldesa sostuvo que se llegará “hasta donde haya que llegar” para que los vecinos vivan “en un barrio tranquilo” y para que “dejen de sentir inseguridad”. Por ello, se comprometió a “mantener la presencia policial” y a que “se refuerce la seguridad”, ya que “la propiedad es un derecho por el que las administraciones deben velar”, concluyó a preguntas de los periodistas.

Los vecinos de Matogrande alertan de la okupación de un trastero