Hallan muerto a puñaladas a un hombre de 50 años en su domicilio del Barrio de Las Flores

Vivienda en la que se encontró al joven apuñalado / Patricia G. Fraga
|

La Brigada Judicial de la Policía Nacional investiga la muerte de un hombre de unos 50 años cuyo cadáver fue descubierto apuñalado en el suelo de su domicilio del Barrio de Las Flores, en el número nueve de la calle Lirios. El fallecido, F.L.F, había trabajado como técnico deportivo para el Ayuntamiento de Arteixo, pero hacía años que no se le conocía ocupación. Separado, el fallecido deja un hijo. Su cadáver fue hallado por su casero, después de que hubieran pasado varios días sin que diera señales de vida.
Fue poco antes de las once de la noche del jueves cuando se dio la señal de alarma cuando el hijo de la propietaria del inmueble acudió a comprobar si su inquilino se encontraba bien. En los anteriores días, los vecinos habían notado que la motocicleta que el fallecido aparcaba delante de su puerta no se había movido en mucho tiempo. Además, como señala otra vecina. F.L.F. tenía la costumbre de poner ropa a secar en el tejado del entresuelo de su vivienda de dos pisos, y hacía varios días que no la retiraba. “Allí se ponía él a tomar el sol, a veces en calzoncillos o en bañador, pero hacía tiempo que no le veíamos”, señalaba una residente.



Cuando, avisado por la Policía Nacional, el hijo de la casera acudió a comprobarlo, nada más abrir la puerta se encontró con el cadáver. De hecho, la sangre había salido en parte por debajo de la puerta

, y en la misma hoja de madera había también una mancha de sangre, por lo que todo indica que la agresión pudo haber ocurrido en el mismo umbral.



Varios días


El olor que despedía el cuerpo, que yacía sobre un charco de sangre coagulada indicaba que la muerte había tenido lugar varios días antes sin que nadie hubiera denunciado ruidos de lucha. Al lugar de los hechos se desplazaron oficiales de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, además de patrullas de Seguridad Ciudadana. Horas después, se ordenó el levantamiento del cadáver.



Al día siguiente, la Policía Científica examinó el interior cuidadosamente buscando huellas dactilares en todo el domicilio. Las pesquisas se prolongaron durante toda la mañana. La víctima vivía sola, según confirman todos los vecinos, y tampoco recibía muchas visitas, aunque la mayor parte coinciden en señalar que era una persona de trato agradable. Llevaba ocho años viviendo en el Barrio de Las Flores, y su personalidad era extrovertida y “muy fiestera”,


Debido a las circunstancias en las que se produjo el homicidio, todo induce a creer que la víctima conocía a su asesino. No solo porque el crimen se cometió dentro de su casa, sino porque la puerta que da al exterior estaba cerrada y solo se puede cerrar con llave. 

Hallan muerto a puñaladas a un hombre de 50 años en su domicilio del Barrio de Las Flores