Baja la calidad del aire en La Palma y preocupa la dirección del viento

Vista general de la nube tóxica sobre la isla de La Palma | EP
|

La población más cercana al nuevo volcán de La Palma debe extremar las precauciones ante un previsible deterioro de la calidad del aire por un cambio del régimen de vientos, que, de momento, y según las previsiones de la Aemet, dispersa las emisiones volcánicas hacia el océano Atlántico.


Ante la posibilidad de un cambio del régimen de vientos, el comité director del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) pidió a la población más cercana al volcán que extreme la precaución.


Esta petición se hizo cuando la lava del volcán que comenzó su erupción en El Paso el pasado 19 de septiembre cubría ya en torno a 338,3 hectáreas, entre las que se incluye el terreno ganado al mar una vez que el 28 de este mes cayó al océano en el municipio de Tazacorte. En este último municipio se han medido de forma puntual valores altos de dióxido de azufre y hay olor a huevos podridos, algo que también podría suceder en los próximos días en El Paso y Los Llanos de Aridane.


La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) es que los vientos alisios soplen fuertes y en niveles bajos hasta el fin de semana y, de ser así, las emisiones del volcán se dispersarían hacia el oeste y el noroeste, explicó Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.


Colada principal

En cuanto a la colada principal de este volcán, hay cierta estabilidad desde que llegó al mar, de forma que tiene a su canalización y no hay constancia de que se produzcan desbordes, indicó el director técnico del Pevolca, Rubén Fernández.


El magma fluye en un caudal continuo hacia el mar, en el que cae en forma de cascada y en la playa del Perdido, donde ha caído, ha formado un delta que ha alcanzado la cota de 24 metros en profundidad marina, ha explicado la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco. Debido a la emisión de gases que se produce al entrar en contacto la lava con el agua salada continúan confinados los vecinos de San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa, las más próximas, y también hay una zona de exclusión de 2,5 kilómetros alrededor del cono volcánico y de 2 millas marinas en la zona de exclusión.


El proceso eruptivo continúa y la sismicidad se mantiene en la misma zona de los días anteriores, y ayer se han localizado 18 movimientos sísmicos en el sur de la isla, cuatro de ellos sentidos por la población, con una magnitud máxima de 3,3.


Otro efecto negativo de la erupción volcánica es que las cancelaciones turísticas han sido “masivas” y por ello la patronal turística de La Palma hizo un llamamiento para destacar que una forma “útil” de ayudar a la isla es visitarla con “responsabilidad”.


Para ayudar a los damnificados por la erupción del volcán el Gobierno de Canarias aprobó ayer un decreto por el cual se aplicará un tipo cero en el IGIC (el equivalente al IVA en las islas) a la compra de inmuebles, terrenos y vehículos por parte de las personas que resultaron afectadas. 

Baja la calidad del aire en La Palma y preocupa la dirección del viento