Versión permisiva en defensa de un Depor que mereció marcar

El deportivista Rubén (d) fue titular el pasado miércoles en Polonia | rc deportivo
|

El estreno del Deportivo en la Youth League no fue el deseado; tampoco el esperado. El MKS Pogoń Szczecin le metió tres goles en un partido con un resultado engañoso.


Ocasiones

Nada más empezar el partido, un centro chut de Manu Rivas se envenenó y estuvo a punto de sorprender al portero local. Poco después, Peke tuvo el 0-1 tras una pared con Quique Teijo en el costado derecho pero ya dentro del área pero su disparo salió centrado y muy blando. El propio Peke, en una gran jugada individual, finalizó con la zurda desde el punto de penalti, el cancerbero local despejó como pudo y Pablo Trigo, casi sin ángulo, probó con la zurda pero el portero polaco reaccionó bien y evitó el 0-1 con los pies. Un trallazo de Mario desde la frontal del área tras un pase atrás de Mella fue la última ocasión antes de que el MKS Pogoń Szczecin, en su primera aproximación clara, tomase ventaja en el marcador.


1-0

El primer gol del partido de ida llegó en el minuto 39 en una acción de ataque cómoda del Pogoń Szczecin. Con la línea defensiva del Depor en el borde del área el balón llegó a Fornalczyk, que encaró a Quique Teijo ya dentro del área, se deshizo del lateral derecho del Depor y con la zurda soltó un trallazo cruzado. 1-0.


2-0

El 2-0 mostró más debilidades defensivas aún del Deportivo. Manu Rivas permitió un centro demasiado cómodo, Quique midió mal de cabeza permitiendo una volea que desvió Brais, pero en el rechace no pudo evitar el gol con un tiro desde la frontal del área pequeña.


3-0

El 3-0 llegó en una contra con el Depor desnudo y permitiendo correr al Pogoń Szczecin. Juan Rodríguez, blando. Brais hizo la estatua.


Regreso

Después del histórico debut del Juvenil A ante el MKS Pogoń Szczecin en el choque de ida de la primera eliminatoria de la Ruta de los Campeones Nacionales de la UEFA Youth League, el equipo blanquiazul pernoctó anoche en el hotel Radisson Blu Hotel de la ciudad polaca de Szczecin. Ayer, el Juvenil A emprendió un largo viaje de regreso con varias escalas.

Versión permisiva en defensa de un Depor que mereció marcar