Andrés Lacasa: “La cantera empieza a acceder a la orquesta profesional”

El gerente del Consorcio para la Música, Andrés Lacasa | Pedro puig
|

El día 6 la OSG inicia la temporada, pero no una cualquiera, la de su 30 aniversario, que tal y como explica el gerente del Consorcio para la Música, Andrés Lacasa, será especial por múltiples motivos.


¿Cómo se preparó la temporada del aniversario y la vuelta a una cierta normalidad?

Ha sido un año y medio complejo, porque en nuestro sector, el manual que teníamos antes de la pandemia no servía durante. Hemos estado año y medio haciendo y rehaciendo, a diario y semanalmente, todas las actividades. Pero fuimos de las pocas instituciones que hemos podido mantener, prácticamente intacta, la programación planificada.


Una temporada especial.

La temporada del 30 aniversario es muy especial en muchos sentidos. En primer lugar, porque volvemos a nuestra sede habitual, el Palacio de la Ópera, nos vamos a encontrar paulatinamente con nuestro público. Hemos programado, algo que es repertorio de la casa, sobre todo de Dima, mucho repertorio nuevo, pero no por eso va a tener menos éxito. Miramos hacia nuevos horizontes. Es importante que las orquestas, como organismos vivos, estén constantemente replanteándose su repertorio, pero, al mismo tiempo, mantener el gran repertorio sinfónico. Creemos que el 30 aniversario de una orquesta que predica con la excelencia debe estar a la vanguardia del repertorio.


Con 30 años podríamos hablar ya de un periodo de madurez.

Ahora, además, está ocurriendo una cosa que nos puede llevar a sentir muchísimo orgullo. Y es que toda esa inversión que se ha hecho, no solo en el campo de la excelencia, en el proyecto social, que empezó con la orquesta joven, y siguió con la infantil y los coros, ahora toda esa cantera está empezando a acceder a las filas de la orquesta profesional por concurso-oposición. Las últimas dos audiciones, para cubrir la plaza de violonchelo principal y trombón bajo, han sido ganadas por exalumnos de la Orquesta Joven. Se cierra el círculo en estos 30 años. La clave ahora es solidificar el proyecto, seguir creciendo y no dejar de tener ambición para afrontar retos.


Precisamente se acaban de cumplir diez años de la formación infantil.

La OSG es mucho más que una orquesta. La posibilidad de formarse en todas estas agrupaciones y en los coros, permite traspasar las paredes del Palacio. Sabemos que nuestro principal producto es la temporada de abono, pero todo eso lo que permite es que mucha gente pueda inspirarse con lo que hacemos y que algunos, que acaben siendo músicos profesionales, hayan estado en contacto con la orquesta gracias a estos proyectos.


De algún modo, el impacto del covid reflejó el esfuerzo en materia digital, sobre todo el canal de Youtube.

Tuvimos diez millones de visitas en el último año, 20.000 personas al día. Por explicarlo como una imagen: todos los días llenaríamos diez veces el Palacio con el público virtual. Eso también es éxito de nuestros músicos y técnicos.

Andrés Lacasa: “La cantera empieza a acceder a la orquesta profesional”