El Depor dice adiós a la imbatibilidad y al liderato (2-1)

Lapeña se lamenta por la derrota, mientras los futbolistas blanquinegros celebran el triunfo/Alfaquí
|

El Unionistas de Salamanca ha infligido al Depor su primera derrota de la temporada y le arrebata el liderato del Grupo 1 de la Primera RFEF.


La escuadra blanquiazul, que este mediodía visitaba el estadio Reina Sofía tras completar un pleno de triunfos en las cuatro primeras jornadas y no encajar ni un solo gol, fue víctima de su permisividad atrás y su falta de claridad y profundidad en ataque, donde solo se salvó la genialidad de Quiles que adelantó a los blanquiazules.


Nueva vuelta de tuerca de Borja Jiménez en el lateral derecho, donde ha empleado cinco jugadores distintos en los partidos de liga que llevamos.


Trilli ocupó dicha demarcación en el primer once de la temporada, contra el Celta B, antes de su convocatoria con la selección española sub-19 y su posterior lesión, que inició el baile de jugadores por el costado diestro. Alberto Benito fue titular ante el Tudelano. Contra el Calahorra el entrenador abulense apostó por Víctor García como carrilero. Le sucedió Villares frente al Badajoz. Y hoy, le tocó el turno al riojano Lapeña.


El césped sintético del Reina Sofía se le atragantó al Depor, al que el exblanquiazul Rayco generó más de un apuro. Pero fue el ‘killer’ del cuadro herculino, Alberto Quiles, quien, tocado por la varita del gol en este arranque de curso 2021-22, abrió el marcador al cumplirse el cuarto de hora. Desde el costado izquierdo, Héctor Hernández metió un pase preciso al punto de penalti —segunda asistencia del vallisoletano esta temporada—, donde el delantero onubense recibió la pelota, rompió a los centrales con un recorte hacia afuera y superó al portero Salva de la Cruz con un remate al segundo palo. Era el cuarto tanto del andaluz este curso.


Al 0-1 le sucedió un intercambio de golpes, con el cuadro local intentando reaccionar y el Depor buscando asentarse mejor en el terreno de juego. En el minuto 18, un disparo de Rayco desde la frontal del área se marchó rozando el poste derecho. El Depor contestó con un chut de Juergen, tras una gran jugada de Villares, que detuvo el arquero del cuadro charro.


Eran los mejores minutos de la escuadra coruñesa, y entonces llegó el zarpazo de Unionistas. José Salinas rompió a Lapeña —errático cuando intentaba frenar al lateral derecho cedido por el Elche— y el joven zaguero de 20 años superó a Ian Mackay con un remate ajustado al poste derecho e inapelable para el guardameta coruñés. Primer gol que recibe el Depor este curso.


El empate despertó al cuadro salmantino

Quiles estuvo cerca de hacer el segundo en el minuto 27, pero fueron los locales quienes golpearon de nuevo en el 31. Rayco centró desde la banda izquierda, Trigueros erró el despeje y el balón le llegó a Espina, que marcó a placer.


Las dos dianas blanquinegras llegaron en sendas acciones en las que la retaguardia deportivista demostró falta de contundencia.


El segundo gol dejó tocado al Depor, que pasaba sus peores minutos. De hecho, Mackay salvó el tercero en el 35’ con una gran parada.


Lesión de Trigueros

Borja Jiménez se vio obligado a realizar su primer cambio a los seis minutos de la reanudación. Pablo Trigueros se lesionó tras taponar un disparo de Espina dentro del área y fue sustituido por Alberto Benito, que ocupó la banda derecha y desplazó a Lapeña al eje de la retaguardia.


El inicio de la segunda mitad mantuvo el guión del final de la primera, con la escuadra salmantina teniendo el control de la pelota.


Mario Soriano, el deportivista con las ideas más claras en el Reina Sofía, asumió el mando tratando de dar claridad al juego del conjunto herculino, al que le faltaba profundidad y continuidad en su fútbol.

En el minuto 58, el mediapunta cedido por el Atlético de Madrid sirvió un buen pase a Villares, que falló en el remate.


Los blanquiazules empezaban a sentirse a gusto. Monopolizaban la posesión y se asomaban al área charra, pero sin generar demasiado peligro.


Lapeña tuvo el 2-2 en el minuto 68, pero su remate de cabeza, tras un saque de esquina de Juergen, se marchó desviado a escasos centímetros del poste izquierdo de la meta blanquinegra.


El tiempo se agotaba y hacía falta mayor clarividencia en la medular. Borja Jiménez introdujo a Juan Carlos Menudo y sentó a Borja Granero, con lo que Álex Bergantiños retrasó su posición. Además, el técnico apostó por la vocación ofensiva de Diego Aguirre en el lateral zurdo. Pero la película se repetía una y otra vez. El Depor tocaba, pero no era capaz de generar ocasiones ante un adversario que se sentía muy cómodo esperando.


En un intento desesperado por evitar la primera derrota, el técnico deportivista dio entrada a Noel y Doncel y sentó a Miku y Álex Bergantiños. Era el todo por el todo.


Los coruñeses, con más corazón que cabeza, se volcaban hacia el campo contrario, mientras Mackay, en una mala salida, casi encajaba el 3-1.


La derrota deja al Depor a un punto del nuevo líder.

El Depor dice adiós a la imbatibilidad y al liderato (2-1)