La presión hospitalaria en el área se desploma y ya solo hay 13 ingresados

|

Con los casos activos en caída libre en el área de A Coruña-Cee tan solo faltaba que se redujera de forma evidente la presión hospitalaria para poder considerar la pandemia del coronavirus controlada. Parece que así lo certifican los datos proporcionados ayer por la Consellería de Sanidade, que señalan que en la última jornada solo quedaban trece ingresados en los centros coruñeses, cuatro de ellos en la UCI.


Se trata de la cifra de ingresos más baja desde el mes de junio, mientras que hay que remontarse al año pasado, concretamente a los días 9, 10, 11, 20, 21 y 22 de julio de 2020, para encontrar los únicos momentos en los que la pandemia dejó vacíos de pacientes de coronavirus los centros hospitalarios del área coruñesa.


La buena tendencia que está marcando la pandemia en las últimas semanas se puede observar también en que en lo que va de mes se han liberado hasta 48 camas de personas que padecían el coronavirus, al pasar de los 61 ingresados con los que se inició el mes de septiembre a los trece que restaban ayer –todos ellos en las instalaciones del Chuac–, que son, además, nueve menos que en la jornada anterior. En cuanto a las unidades de críticos, en las últimas 24 horas los hospitales del área dieron salida a cuatro personas, de las ocho que estaban en la UCI el miércoles a las cuatro que se confirmaban ayer.


El Sergas confirmó en las últimas horas que continúa la reducción de casos activos, de forma que ayer quedaban 426 personas enfermas (36 menos que el día anterior), mientras que los nuevos contagios se incrementaban un poco: trece frente a los seis detectados el día precedente. Con todo, la tasa de positividad se mantiene casi invariable, con un 2,8% de las pruebas detectando un positivo –frente al 2% del miércoles–, aunque también es cierto que se hicieron un centenar de test más.


Jornada sobre salud digital

Por otra parte, el área sanitaria de A Coruña-Cee organizó ayer una jornada sobre “eHealth para profesionales sanitarios: cara un novo Chuac 4.0”, en la que se situó a la pandemia como una revolución con la que se modificó la forma de entender la atención médica, que tuvo que echar mano de las nuevas tecnologías para poder seguir dando servicio a los ciudadanos.


A lo largo de la jornada se abordaron las oportunidades, retos y potencias amenazas de las nuevas tecnologías aplicadas en los entornos sanitarios, sobre todo teniendo en cuenta que el covid-19 supuso un desafío sin precedentes y puso en situación extrema al sistema de salud. De ahí que el Sergas considere primordial que los profesionales se formen en las diferentes área de salud digital para ponerlas en marcha en su día a día.

La presión hospitalaria en el área se desploma y ya solo hay 13 ingresados