La presión policial logra reducir los incidentes en Os Mallos durante la última semana

Un grupo de vecinos acudió a recibir la línea 11 con aplausos el día después de que restableciera su ruta por Os Mallos
|

Los vecinos de Os Mallos agrupados en la plataforma señalan que, desde hace una semana, no se han registrado incidentes graves. Después de meses de protestas por la situación de inseguridad que vive e barrio y que achacan a los okupas, esto supone un bienvenido respiro. La razón es que la Policía Nacional ha aumentado la vigilancia en las calles.


El delegado del Gobierno, José Miñones, destacó que la presencia policial “garantiza a seguridade” de los vecinos y considera que lo más importante ahora es seguir trabajando en las medidas sociales por un lado y policiales y judiciales por el otro. El delegado considera que todas las personas que no tienen acceso a la vivienda necesitan que el Gobierno trabaje en medidas sociales para darles una solución y a los que no cumplen la ley, sean objeto de la acción policial y judicial. De todos modos, Miñones aseguró comprender que los vecinos de Os Mallos están pasando por una “situación incómoda” pero les envió un mensaje de tranquilidad. “A presenza policial vai a estar garantida, e sobre todo, recalcar que A Coruña é unha cidade segura”.


Crecen los atracos

A ese respecto, Miñones asegura que A Coruña, y Galicia entera, se encuentran muy por debajo de la media nacional en lo que respecta a delincuencia. Reconoció que es cierto que hay un aumento de delitos, pero solo en lo que se refiere al a ciberdelincuencia. “O que son ocupación e temas de roubos, estamos moi por debaixo da media”, aseguró. Es cierto que, en el caso de robos con fuerza en domicilios, por ejemplo, los casos han caído un 15%, pasando de 115 a 97 en el primer semestre de este año comparado con el mismo periodo de 2020, pero otros delitos han crecido de forma notable, como los atracos, tipificados como robos con violencia e intimidación: de 74 en el primer semestre de 2020 pasaron a registrarse 121 en el mismo período de este año. Es decir, un incremento del 63%.


En contra de lo que se podría creer en un principio, el motivo de este aumento no es la vuelta la normalidad tras el año de pandemia: en el primer semestre de 2019 se registraron solo 89 atracos, lo que sigue siendo un aumento notable. Pero la visión positiva puede matizarse mucho porque los delitos crecieron un 33% en el primer semestre de este año en A Coruña, mientras que a nivel nacional han sido un 11,7%. Además, la tasa de delincuencia (número de delitos por cada mil habitantes) es de 2.179 delitos por cien mil habitantes y en España la tasa de, 1.895 por cien mil habitantes. Y aunque la ciberdelincuencia tiene mucho que ver con esto, también otros delitos, como los hurtos, crecieron un 48%.


Los vecinos reciben con aplausos la vuelta de los autobuses de la línea 11 a su barrio

La linea 11 regresó el martes a la avenida de Os Mallos meses después de que hubiera cambiado su parada habitual por la parada de la avenida de Arteixo. Aunque la alcaldesa, Inés Rey, en un comunicado emitido la semana pasada, aseguró que solo había sido un cambio provisional para efectuar mediciones aprovechando unas obras de reforma de la avenida de Os Mallos, los vecinos consideraron la vuelta una victoria personal, después de que hubieran organizado una fuerte campaña de protesta. Así que ayer varios de ellos recibieron al bus con aplausos


El cambio debía haber durado solo dos meses, pero se prolongó durante nueve. Los técnicos señalaban que, al circular por la avenida de Arteixo, se mejoraba la eficacia. El concejal de Movilidad, Juan Díaz Villoslada reconoció esta semana que “non podemos planificar desde unha perspectiva meramente técnica se non que hai que ter en conta a perspectiva dos que viven en determinados puntos”. El Ayuntamiento llegó a la conclusión de que “mentres non se trazaran as líneas definitivas se restablecería a línea 11 pola avenida dos Mallos”.

La presión policial logra reducir los incidentes en Os Mallos durante la última semana