A Coruña da la espalda a la lgtbifobia ante la escalada de delitos de odio

Las banderas llenaron la explanada del Obelisco para pedir el fin de los delitos de odio | pedro puig
|

Cerca de un centenar de personas se dio cita ayer en el Obelisco de A Coruña, a partir de las 19.00 horas, para clamar contra la lgtbifobia y los delitos de odio. Las banderas del colectivo llenaron la céntrica plaza en una concentración organizada por las entidades Avante LGBT+, Amizando y Abrir Fenda.

El motivo de esta convocatoria, bajo el lema “O salimos a la calle o no regresamos a casa”, no fue otro que el creciente número de agresiones lgbtifóbicas. Allí se pudieron leer camisetas y pancartas con las frases “Amor es amor y es tan grande que no cabe en un armario”, “Stop homofobia” o “Que vayan pasando”.

Desde finales del mes de junio la ciudad ha vivido situaciones que han conmocionado a la sociedad. La agresión de una pareja en Monte Alto con una porra extensible, la quema de banderas arcoíris y aparición de pintadas homófobas en institutos del área metropolitana y, sobre todo, el asesinato de Samuel Luiz, viven día a día en la mente colectiva.

Una sensación de inseguridad que se ha visto agravada por los datos oficiales del Observatorio Coruñés contra a Lgtbiqfobia, que atendió 252 casos de 114 personas en el 2020, lo que supone un 20% más de asuntos respecto al 2019.



Cifras a nivel nacional


A nivel nacional, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, informó el mes pasado de que hasta el 31 de julio de 2021 se habían registrado en España un total de 748 delitos susceptibles de ser calificados como delitos de odio.

Unos registros en los que “se ha identificado que son más violentos los ataques contra la comunidad Lgtbiq” e indicó que “el hecho, la circunstancia o condición personal que es más objeto de delitos de odios” son el racismo y xenofobia por razones ideológicas. Marlaska apuntó que en tercer lugar aparecen las agresiones por orientación sexual e identidad de género, siendo el colectivo trans “el más victimizado en estos hechos deleznables”.

Según las estadísticas del Ministerio del Interior, los informes sobre la evolución de delitos de odio, elaborados anualmente desde 2013, muestran que casi todos los años se registra un aumento respecto al ejercicio previo.

En A Coruña, en el año 2020 se produjeron 48 incidentes de odio, 41 de ellos con agresiones físicas e insultos, además de destrucción del patrimonio. 

A Coruña da la espalda a la lgtbifobia ante la escalada de delitos de odio