La nueva clave de la Movilidad: todo debe estar a quince minutos

Transeúntes caminando por la Rúa Nueva | javier alborés
|

Una de las razones que más nos desaniman a desplazarnos es el tiempo que hay que invertir en hacerlo, tiempo que estaría mucho mejor invertido en el sofá, por ejemplo. De ahí que la humanidad haya debatido desde hace milenios sobre el concepto “demasiado lejos”: La Concejalía de Movilidad ha decidido sentar cátedra en este asunto y ha estipulado que la clave son quince minutos. Ni más ni menos. .

Es decir que lo ideal es que, en nuestros desplazamientos cotidianos, no tengamos que invertir más de un cuarto de hora para viajar de nu punto a otro: de la casa al trabajo, del trabajo al mercado, del mercado al centro de salud o al colegio de los niños. cines, teatros, etc. Esta regla tiene como objetivo que el público se desplace a pie, en bicicleta, en bus o en cualquier otro medio que no sea el vehículo privado, al que se suele recurrir en viajes largos.

Conseguir que esta sea la regla por la que los coruñeses midan sus vidas es un objetivo ambicioso, pero el concejal de Movilidad, Juan Díaz Villoslada, asegura que es posible, por lo menos en A Coruña: “Es una ciudad muy densa y eso es bueno. Por otro lado, en A Coruña en general, en los distintos barrios y distritos hay un nivel de equipamiento público (deportivo, centro cívico, bibliotecas municipales) que permiten que esa movilidad sea más rápida”.

El Ayuntamiento ha copiado la idea de París, dado que la ciudad de la luz es una de las capitales europeas pioneras en política de movilidad. “Funciona como un objetivo estratégico y simbólico. Siempre vemos a París, pero cada uno en su escala”, añadió el concejal de Movilidad. Es precisamente esa escala, más pequeña, la que hace que este objetivo sea más alcanzable en A Coruña, aunque los desplazamientos hacia el trabajo (muchas veces fuera de la ciudad) sean más difíciles de afectar.


Isocronas


Según Villoslada, si un coruñés comprueba las isocronas, que miden las distancias desde un radio de acción a punto central (en este caso, el Obelisco), “tenemos las cosas más cerca de lo que nos parece, ya no solo en bicicleta sino también caminando”. Para el edil, es una cuestión de percepción. Y de ponerse a caminar, claro.

De hecho, según los datos del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), más del 50% de los desplazamiento dentro del casco urbano se realizan en A Coruña, así que no se puede decir que el coruñés rechace moverse así por su ciudad.

Los datos de Coruña Camina distinguen seis rutas que convergen en el Obelisco, Es posible llegar hasta este monumento desde la plaza de Azcárraga (50 metros) en solo diez minutos. Desde el mercado de Monte Alto (1.646 metros), en 19 minutos. Desde la plaza Elíptica (3.100 metros), en 38 minutos. Desde la de As Conchiñas (1790 metros), en veinte minutos. Desde la estación de tren (2.186 metros), en 27 minutos y desde la plaza de Pablo Iglesias (3.230 metros), en 37 minutos.


Nuevos modelos


La crisis climática y el Covid19 abren nuevos desafíos para las ciudades y muchos modelos de trabajo y movilidad están siendo cuestionados ahora. Incluso el desplazamiento a los lugares de trabajo se redujo ligeramente debido a la modalidad telemática.

Sin embargo, la vuelta a la normalidad también ha llegado a los desplazamientos, incluidos los coches que sitúan cualquier municipio del área a 15 minutos. 

La nueva clave de la Movilidad: todo debe estar a quince minutos