Un local del Orzán acusa al 092 de machismo tras cerrarle la terraza

El abogado Antonio Fernández y Luis Suárez, de Genus Aqualitataem, muestran la documentación presentada | quintana
|

La semana pasada, la Policía Local actuó contra unas terrazas en la zona de A Cormelana, en el Orzán. Se trata de un incidente que se sucede de forma periódica en una de las principales zonas de ocio nocturno de la ciudad, pero en este caso incluye un giro insólito, porque uno de los locales afectados “D Picos Pardos”, acusa al Ayuntamiento de haber cerrado de forma irregular su terraza y, además, afirma que los agentes realizaron comentarios machistas a la encargada del negocio. En un principio, habían convocado una manifestación para ayer, pero finalmente se decidieron por presentar un recurso en el Ayuntamiento, que niega cualquier irregularidad.

“Estamos tratando de solucionar este problema por las buenas”, explica el abogado del local, Antonio Fernández. Según parece, había llegado a la gestoría del negocio una notificación del Ayuntamiento según la cual, habían desistido de solicitar una terraza, lo cual niegan. El viernes pasado apareció la Policía Local con una orden de la Concejalía de Movilidad para cerrar la terraza del establecimiento.


Los agentes habían acudido a entregar una notificación
de Movilidad para que retiraran las mesas y las sillas


“Tenemos dos meses para recurrir”, aseguran y añaden que hay testigos que escucharon como un agente afirmó que la joven, “ella no puede controlar que los borrachos no saquen las bebidas a la calle” y “mire los locales de al lado, que todos tienen un chico que puede controlar a la clientela y levantar la terraza cuando sea la hora de cerrar”. Luis Suárez, de la asociación Genus Aequalitatem, asegura que se trata de un caso claro de discriminación y el abogado insiste: “es una causa subjetiva contra este local”.



Un trámite



“Se actúa en ese y en otros locales infractores. No es nada especial, lo que especial es lo que alegan desde el local”, explica un agente. Por otro, lado, desde la asociación profesional de la Policía Local, su presidente, Manuel Freire, niega que existieran tales comentarios sexistas y señala que los agentes (dos de ellos eran mujeres) se limitaron a cumplir con un trámite. “Ya sabían desde mediados de agosto no podían tener las mesas fuera por carecer de permiso de terraza, y le recordaron que podían multarla”, explica. Aseguran que al joven iba a retirar la terraza cuando alguien le convenció de que no lo hiciera.


Según Freire, lo que le dijeron fue más “Yo sé que tú no tienes control sobre el exterior de tu negocio, pero en el momento que tu pones la terraza, tu adquieres un compromiso”. De hecho, tampoco el local de enfrente también estaba en el punto de mira: “Ni abrió ese día, porque sabía que no podía tener terrazas”. 

Un local del Orzán acusa al 092 de machismo tras cerrarle la terraza