Hace 25 años: O Portiño tardará dos meses en recuperar la normalidad y llega Conceiçao

Flavio Conceiçao, a su llegada al aeropuerto de Alvedro/AEC
|

El periódico del 12 de septiembre de 1996 abría con los trabajos en O Portiño, tras el derrumbe del vertedero, para normalizar la zona y encontrar al desaparecido, y con la llegada a la ciudad de Flavio Conceiçao.


IMG 9982


Dos meses de trabajo para recuperar O Portiño

Las cerca de trescientas personas que ayer iniciaron las tareas de búsqueda y control de la catástrofe continúan trabajando a relevos sobre una superficie de 5.000 de los 40.000 metros cuadrados de terreno afectado por el desprendimiento. El ochenta por ciento del dispositivo está centrado en la localización del desaparecido, Joaquín Serantes, y en la apertura de caminos que agilicen el desarrollo de las tareas. Cuarenta y tres camiones y trece palas excavadoras se meven sin descanso. En las primeras veinticuatro horas se habían removido 35.000 metros cúbicos de basura (el total se ha estimado en 200.000 metros cúbicos). Javier Losada, portavoz del gobierno municipal, destacó la ayuda humanitaria que prestan algunas empresas, como Cubiertas y MZOV, y recordó los objetivos inmediatos: encontrar al desaparecido y controlar cualquier posibilidad de un nuevo desprendimiento. 


Derrumbe del vertedero de Bens 2


"Nos están envenenando", dicen los vecinos

Lata con lata y bloque con bloque conforman el conjunto de viejas y decrépitas edificaciones de la barriada de O Portiño que el pasado martes alcanzó un inesperado protagonismo por el desastre del vertedero de Bens. Pocos eran los que visitaban el lugar y menos los que se adentraban en un poblado conocido por su peligrosidad pero, desde el desprendimiento de la ladera del basurero, que llevaba cinco años sin utilizarse, muchos se armaron de curiosidad para transitar entre las insalubres viviendas de la zona. Mayores y jóvenes coruñeses acabaron por descubrir una parte de la que "increíblemente" es su ciuad. "Nos tienen aquí abandonados, no se preocupan de nosotros... nos están envenenando. Somos la última mierda de la ciudad", señalan con desprecio vecinos de O Portiño. "Habíamos avisado al capataz del vertedero, le dijimos que había grietas en la basura pero no nos hizo caso; si llega a ocurrir a la una de la tarde, la desgracia habría sido mayor", comentan. 


Derribo del Liceo de Monelos


La histórica sede del Liceo de Monelos fue derribada

Sesenta y nueve años de historia se vinieron abajo en un suspiro. Las palas demolieron ayer el local de uno de los colectivos con más raigambre social de la ciudad, el Liceo Artesano de Monelos. Su presidente, Juan Tomé, acogió la noticia con sosiego: "Hicimos todo lo que pudimos por evitarlo, pero ya nada se podía hacer", afirmó. Ahora, los esfuerzos de los miembros del Liceo se centrarán en conseguir un local en donde se ubicaba el ahora derruido. 


Flavio Conceiu00e7ao


Llegó, vio y firmó

Hubo que tocarlo para creerlo. Ni el propio santo Tomás hubiese creído a ciegas. Flavio se hizo de rogar. El anuncio del retraso de su vuelo desató en Alvedro conjeturas sobre la posibilidad de que Lorenzo Sanz hubiese secuestrado el aeroplano. Bromas aparte, el aterrizaje del vuelo 126 de Aviaco puso punto y final a una de las más enmarañadas historias de la reciente memoria blanquiazul. La anécdota del día fue la presencia de Arsenio Iglesias en el mismo avión. Con Flavio Conceiçao recién llegado, Fernando Torcal no dudó un instante en anunciar un intento por fichar al delantero Luizao

Hace 25 años: O Portiño tardará dos meses en recuperar la normalidad y llega Conceiçao