El PSG tiembla con Francia y Argentina

|

Es el momento de que los clubes vuelvan a abrir el debate sobre las convocatorias de las selecciones. La lesión de Mbappé –dicen que, por una vez, a Florentino no le importó perder en la pugna por un fichaje– y la brutal entrada a Messi que hizo que en París y en Catar contuviesen la respiración ante lo que podía ser la retirada del argentino del fútbol profesional, son motivos suficientes como para plantearse que las citas de los combinados nacionales no se solapen con las ligas. Que, al margen de los títulos y del espectáculo, hay mucho dinero en juego. Que le pregunten al PSG. FOTO: Messi, dolorido | efe

El PSG tiembla con Francia y Argentina