El ocio nocturno vuelve a cobrar vida tras dieciocho meses de inactividad

La sala Pelícano reabre sus puertas | patricia g. fraga
|

El sector más afectado por la pandemia vuelve a cobrar vida tras dieciocho meses de cierre en la gran mayoría de los casos. Las salas y discotecas que han tomado la decisión de reabrir sus puertas no lo harán con total libertad, ya que los horarios de aforo y horario son de obligatorio cumplimiento. El buen ritmo de vacunación en los jóvenes ha animado a gerentes y empresarios a dar el paso, algo a lo que no se atrevían hace algunas semanas, en plena quinta ola.

El gerente de la sala Pelícano y presidente de la Asociación Galicia de Noite, Luis Diz, asegura que “el sector está tan desesperado que al final hay que tomar la decisión de empezar a abrir”. Precisamente esta discoteca anunció en la tarde del lunes la celebración de la fiesta “Wake up” el 18 de septiembre, pero el día 9 la sala abrirá de forma normal, algo que no ocurría desde la prueba piloto que se llevó a cabo el 12 de junio para comprobar la viabilidad de reapertura del ocio nocturno. Otras discotecas del Grupo Palexco también volverán a acoger a los coruñeses por las noches. El My Dux abrirá los jueves, viernes y sábados; el Amura, los mismos días más el domingo; el Brit abrirá los viernes, sábados y domingos; y la Inn Club tan solo los sábados. El horario será de 22.00 a 03.00 horas en todos los casos, incluido Pelícano.

Aunque la vacunación avanza, Diz considera que “la relación con la Xunta es la misma que hace un mes. Esperamos que la semana que viene se ofrezca un Plan de Estabilidad al ocio nocturno”. No se descartan, por otro lado, las movilizaciones anunciadas hace unos días para pedir un rescate al sector.

“Hay un plan de movilizaciones a nivel nacional. Ahora abriremos, pero las condiciones siguen sin ser las más adecuadas porque el margen de aforo y horario es poco rentable”, añade el presidente de Galicia de Noite. 

El ocio nocturno vuelve a cobrar vida tras dieciocho meses de inactividad