El Bosque de Breogán da los primeros pasos para ser una realidad

Vista actual de parte del espacio donde se desarrollará el Bosque de Breogán | Pedro puig
|

Un proyecto muy demandado y que procede del anterior mandato, de la Marea Atlántica, parece que por fin se hará realidad, después de que el Ayuntamiento sacara ayer a licitación las obras para la creación del denominado Bosque de Breogán, en el entorno de Feáns.


Se trata de un proyecto del anterior Ejecutivo, que fue fruto de modificaciones por parte del actual y que se creará entre la urbanización Breogán y el cementerio de Feáns. La creación fue anticipada hace solo dos meses, cuando la concejala de Barrios, Diana Cabanas, señalaba en el pleno que los trámites previos a su contratación ya se habían superado.


Así, ayer se publicaba esta licitación para las obras de creación de esta nueva zona verde de la ciudad, cuyo contrato tiene un valor de unos 240.000 euros.


Actuación y trabajos previos

La actuación afectará a una superficie de más de 27.100 metros cuadrados, divididos en dos zonas: una de 14.600 y otras de 12.500 metros cuadrados.


En el global del terreno se contemplan zonas dedicadas al paseo, zonas de prados y observación, entornos boscosos e incluso la dotación de equipamientos deportivos en algún punto.


Los senderos sumarán en total casi un kilómetro de recorrido, concretamente se contempla la creación de 912 metros de nuevos caminos, con pavimentos acordes al entorno. Además, en el acceso norte se creará una plataforma de madera, de unos siete metros, para acceder al nuevo bosque.


Un entorno que, además, contará con un mayor número de árboles, ya que se plantea repoblarlo. El estudio al que se encargó estas obras propone la repoblación con varias especies arbóreas, tales como fresnos, arces, abedules, acebos, cerezos, robles, castaños y hayas.


No obstante, antes de proceder a la creación de caminos, equipamientos y a la repoblación, se deberán llevar a cabo trabajos previos de adecuación.


Entre ellos, están el desbroce y cuidado de las especies vegetales que pueblan el entorno actualmente, eliminando las especies invasoras que existan, así como tocones y restos de podas de campañas pasadas.

Los trabajos previos también contemplan la eliminación de dos pequeñas construcciones ubicadas en este terreno. Se trata de dos pequeños depósitos de agua, cubiertos por la maleza.

El Bosque de Breogán da los primeros pasos para ser una realidad