El comercio teme que los cambios urbanísticos tengan un impacto negativo en el turismo

Comercios en rúa Nueva, una de las calles peatonales desde este año | patricia g. fraga
|

Los comerciantes afrontan el verano con un mayor número de ventas y más afluencia de turistas en comparación con el año anterior. Eso sí, temen que los cambios de movilidad llevados a cabo por la concejalía de Infraestructuras supongan un impacto negativo a la hora de que los visitantes se adentren en la ciudad.


El tesorero de la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), Abel Caballero, asegura que la existencia de consecuencias a raíz de los trabajos del departamento de Juan Díaz Villoslada todavía no se conocen, pero que los datos podrían llegar dentro de poco y, con ellos, elaborar un análisis. “Habrá que ver cómo afectan estos cambios, porque los turistas nacionales vienen, en su mayoría, en coche, monovolumen o caravanas, y el plan de Urbanismo puede influir en la entrada a la ciudad”, explica. Estos posibles impedimentos influirían, sobre todo, en el centro de A Coruña, donde el Gobierno local apuesta por peatonalizar las calles. “No hay cifras, pero estamos convencidos de que va a afectar”, indica.


La FUCC, además, sigue pendiente de tomar la decisión final sobre su implicación en la mesa de Movilidad. “Hubo una reunión hace semanas de la que nos avisaron con poco tiempo de antelación y no pudimos asistir”, dice, a la vez que añade que “desde el encuentro previo salimos contentos y animados a regresar”. Eso sí, para que esto se hiciese realidad elaborarán un documento conjunto con otras asociaciones para exponer sus propuestas de cara al futuro del sector en A Coruña. “Acordamos que la FUCC realizaría unas preguntas concretas a todos los colectivos para que nos respondiesen, y todavía no hemos recibido las preguntas de todas las zonas comerciales”, afirma.


Lo que la Federación Unión Comercial Coruñesa tiene claro es que “hay mucho recelo sobre las actuaciones que se están haciendo, sobre todo porque hay poca información global y no creemos que vaya a ser una tarea fácil en este sentido”.


Relación con las concejalías

La relación entre el sector comercial y la concejalía de Urbanismo e Infraestructuras no fluye a día de hoy, tal y como resalta Caballero, aunque hay otras con las que el entendimiento es bueno. “Con Comercio y Diana Cabanas tenemos un trato muy bueno y fluido, pero con Movilidad no tanto, porque desde el sector necesitamos otra cosa”, considera.


Desde la Zona Comercial Obelisco ya han relatado en numerosas ocasiones la necesidad de alternativas para los coches a la hora de acercarse a la calle Real. El corte de la calle rúa Nueva, por ejemplo, es una de las actuaciones que ven más perjudicial para la zona.

El comercio teme que los cambios urbanísticos tengan un impacto negativo en el turismo