Una experiencia de altos vuelos que no deja a nadie indiferente

Uno de los dirigibles volados por Antonio Veiras | cedida
|

Si Antonio Veiras hubiera nacido en otra época sería considerado un hombre del Renacimiento. Ha tocado diferentes palos y sus ganas de aprender cosas nuevas le han llevado a ser, en la actualidad, una de las tres personas que poseen licencia de dirigible en España –el único gallego–, además de poner en marcha un servicio de vuelos en globo aerostático en la estación de esquí de Manzaneda y que se puede conocer en iniciativas.com.es.


“É unha experiencia que ninguén esquece porque é unha sensación como de flotar no aire”, explica Veiras, quien comenzó en 2002 a interesarse por los globos y zeppelines, formándose después también como piloto de aviación.


En sus inicios su familia se mostró escéptica, pero poco a poco se ha convencido de que esta actividad tiene mucho futuro. “Vin que era unha alternativa comercial moi boa porque aquí non había nada de ese estilo. Galicia ten o problema da meteoroloxía, pero pódense facer cousas e os globos teñen un impacto visual tremendo”, apunta el piloto, quien asegura que no ha tenido nunca percances con estos vehículos.


Antonio Veiras globo (4) 17271781

El piloto en plena acción con uno de sus globos | cedida


Polifacético y ganadero

Veiras, además, corre ocasionalmente en ralis y también es ganadero. Posee una granja de vacas xuvencas en Carral con denominación ternera gallega suprema: “A miña familia dedicouse sempre a iso e eu continúo. Como pastan en liberdade podo compaxinar as outras actividades, porque non requiren unha rutina estricta”.


El empresario destaca que las campañas publicitarias en globo o dirigible se estilan más en Estados Unidos, pero aquí podrían potenciarse “porque ten un retorno económico moi alto con respecto ao que custa”. “Podes ver 20 vallas publicitarias que non te vas acordar, pero se ves un globo quédache marcado”, dice. Ofrece diversión por todo lo alto.

Una experiencia de altos vuelos que no deja a nadie indiferente