Una manifestación rodada exige en Oleiros la condena de la violencia en Cuba

Parte de los manifestantes, antes de subir a sus vehículos | patricia g. fraga
|

Decenas de vehículos protagonizaron ayer una caravana protesta por las calles del ayuntamiento de Oleiros para exigir a los políticos españoles que condenen la violencia en Cuba y Venezuela y reclamar la retirada la estatua del Che Guevara erigida en una rotonda de este municipio.


La movilización, convocada por la plataforma Soberanía Ciudadana –que aglutina diversas entidades como la Asociación de Víctimas del Castrismo–, partió a las 12.00 horas desde la calle O Miradoiro, próxima a la glorieta de Nirvana, en la que se encuentra el mencionado monumento.


Con banderas de Cuba colgadas de sus ventanas, los coches circularon hasta el parque de Santa Cruz, donde cambiaron el sentido de su marcha para dirigirse hasta el núcleo de Santa Cristina. Los conductores hicieron sonar sus cláxones durante la marcha que terminó frente a la casa consistorial de Oleiros con una gran pitada.


Retirada del monumento

La protesta, dijo el cubano Frank Vega, de la Asociación de Víctimas del Castrismo, reclamó, por una parte, la retirada del “monumento infame” –en alusión a la estatua del rostro del Che– y de otros símbolos que hay en el ayuntamiento, tales como el nombre de la Avenida Ernesto Che Guevara. “Pedimos la retirada de estos símbolos por ser ilegales y por constituir una persecución a las víctimas del castrismo”, reivindicó Vega.


La caravana también buscaba, dijo, “poner contra las cuerdas a la clase política” para que “se condene la violencia contra los pueblos de Cuba y de Venezuela por razones humanitarias”.


“Todo político español que no condene la violencia no puede permanecer ni un minuto más en las instituciones españolas”, remarcó el portavoz. Así, los manifestantes, que también llevaban banderas de Venezuela, España y Galicia, se unieron a las proclamas de “SOS Cuba” y “SOS Venezuela”.

Una manifestación rodada exige en Oleiros la condena de la violencia en Cuba