La liga turca es todo espectáculo

Un árbitro muestra una roja | efe
|

La de las telenovelas turcas es una moda relativamente nueva en nuestro país, pero los aficionados al fútbol hace años que saben del espectáculo que suponen los partidos de este campeonato. Desde los tifos a las bengalas, lo suyo no es el recato. Y, por lo que se ve, ahora también llaman la atención sobre el césped, y no precisamente por el buen juego. En la jornada de apertura de la Superliga uno de los jugadores del Galatasaray acabó expulsado por liarse a puñetazos en pleno partido... con un compañero de equipo. O la pasión les ciega o ahí había algo de fondo que no nos han contado.

La liga turca es todo espectáculo