A Coruña vivió el día con más heridos por siniestro vial en lo que va de año

La Policía Local tuvo que controlar el tráfico en la avenida de Alfonso Molina tras el siniestro
|

Durante la jornada de ayer se registraron varios siniestros aparatosos, que arrojaron un saldo de más de diez heridos, el mayor en varios meses. Todos ellos han sido de carácter leve, aunque el último de ellos, que tuvo lugar en Alfonso Molina, provocó graves retenciones en el tráfico de salida, dado que coincidió en hora punta y en él se vio implicada una ambulancia. En los otros dos, estuvo implicado un autobús urbano, lo que hace la jornada de ayer aún más insólita y en la que más heridos por accidente de tráfico se han registrado en lo que va de año, según confirman fuentes de los servicios de emergencia.

El primer siniestro tuvo lugar a las 12.25 horas en la plaza de Pontevedra, y la víctima fue una mujer que viajaba en un patinete eléctrico y que acabó estrellándose contra un autobús urbano en circunstancias que se desconocen. El impacto fue prácticamente frontal. “No se mató de milagro”, comentan fuentes policiales. Sin embargo, aunque la víctima tuvo que yacer en el suelo a la espera de recibir atención médica, resultó que todas sus heridas eran de carácter leve. Fue identificada como S.A.A.P. por la Unidad de Atestados de la Policía Local y trasladada por una ambulancia del 061 al Chuac.

Solo diez minutos más tarde se producía el segundo siniestro, esta vez en la glorieta de Casablanca, donde un turismo colisionaba con otro autobús urbano. El frenazo provocó que seis viajeros del transporte público se fueran al suelo, lo que les provocó pequeñas contusiones. También el conductor del turismo resultó herido, aunque de escasa consideración.


Ambulancia


Pero el accidente que más afectó a la fluidez de la circulación fue sin duda el que se registró a las dos de la tarde en dirección salida de Alfonso Molina, a la altura de Carrefour. Allí colisionaron de manera frontolateral una ambulancia y un turismo.

En el vehículo de emergencias viajaba un paciente, pero no resultó herido, en cambio hubo dos personas que sufrieron contusiones leves a resulta de la colisión. La ambulancia quedó en el arcén, mientras que el turismos se detuvo en el carril central, lo que provocó inmediatamente un embotellamiento, dado que el siniestro se había producido durante la hora punta de salida. La cola llegó hasta la ronda de Outeiro, y la situación no se normalizó hasta la 15.45 horas. 

A Coruña vivió el día con más heridos por siniestro vial en lo que va de año