Recital de Borges con su futuro en el aire

Borges, en el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva de Abegondo, con el míster al fondo | pedro puig
|

Celso Borges apenas tuvo vacaciones este verano porque casi todo el periodo de descanso se lo pasó concentrado con la selección nacional. Con ella se sacó el mal sabor de boca de una aciaga temporada, la de su regreso a la entidad blanquiazul. Su rendimiento y su salario han cambiado el panorama que se dibujaba hace ahora un año, cuando, tras rescindir unilateralmente su contrato con el Goztepe turco, volvía al conjunto herculino. El futuro es incierto, pero su compromiso está fuera de toda duda, igual que su peso en el vestuario.

Nada más aterrizar en el Deportivo este verano, disputó la segunda parte del amistoso con el Bergantiños, no así el Teresa Herrera. Fue el único jugador de campo que se quedó sin pisar el césped. Pero en los entrenamientos en Abegondo no falla.

Ayer protagonizó un recital. Si hay un volante con capacidad para sumarse al ataque y rematar ese es el internacional costarricense del Deportivo. En el último entrenamiento estuvo fino en el disparo a portería. Firmó goles de todos los colores. Un hat-trick en los centros desde la banda izquierda en uno de los ejercicios que dispuso el míster, llevaron a Borja Jiménez a retarle. “Ahora haz otros tres en el otro lado”. Y sí, en la otra banda, siguieron cayendo goles del costarricense, que estuvo a tope en la soleada mañana en Abegondo, con una temperatura próxima a los 28 grados.

A la espera de que se aclare su futuro, Borges se entrena al máximo nivel, ya sea para quedarse en la plantilla, idea con la que se fue de vacaciones a la conclusión de la temporada pasada, o para incorporarse a otro equipo en los estertores de un mercado estival en el que, por segundo año consecutivo, todo apunta a un cambio de club. l

Recital de Borges con su futuro en el aire