El Depor inicia la quinta semana bajo el sol y con intensidad

Uno de los ejercicios de la mañana fue el de las finalizaciones | javier alborés
|

El Deportivo está inmerso desde ayer en la quinta semana de la pretemporada, que será la penúltima en el camino del Deportivo hacia el estreno de la Primera Federación a finales de mes ante el filial del Celta de Vigo en el Estadio Abanca-Riazor.

Los deportivistas venían de dos días libres después de haber disputado el Trofeo Teresa Herrera ante la Ponferradina en ese mismo escenario (1-2 el pasado domingo) y el cuerpo técnico programó una intensa jornada de trabajo en la Ciudad Deportiva de Abegondo, con el sol luciendo después de la niebla de primera hora de la mañana.

Como todos los días de entrenamiento en esas instalaciones, la plantilla comenzó a ejercitarse a las 10.30 horas, pero previamente comenzaron la jornada con el desayuno, desde las 09.00, tanto para coger energía como para fomentar el buen ambiente en el grupo.

Borja Jiménez diseñó un entrenamiento que comenzó con el habitual calentamiento y un circuito físico con finalizaciones así como otro, paralelo, de fuerza.


AL MARGEN
Uche Agbo se quedó en el gimnasio; Alberto Benito, en el césped 


Para concluir, los deportivistas completaron una serie de ejercicios de posición con porterías pequeñas en el segundo campo, siempre con el cuerpo técnico pendiente de sus movimientos. En esas tareas trabajaron tanto la circulación del esférico, con atención a las diagonales, como la presión al rival.

En concreto, fueron tres tareas, las dos primeras con tres equipos en acción en espacio reducido y con pequeñas porterías que los grupos tuvieron que defender sin guardametas en ese terreno de juego.

Fuera del recinto, se dieron cita una decena de aficionados blanquiazules. Incluso un grupo de seguidores deportivistas llegados de Barcelona, que no han podido ver el Teresa Herrera ni tendrán acceso al encuentro del domingo que viene con el Real Madrid Castilla porque a esos dos choques solo tenían acceso los socios anuales, ni siquiera los socios amigo, como es el caso. Así que su opción para ver al Deportivo pasa, en su caso, por el último amistoso de la pretemporada, ante el Pontevedra en Ordes (antes habrá otra cita con el Arenteiro).

En Abegondo pudieron ver a todo el plantel salvo Fede Cartabia y Diego Rolan, con permiso. Uche Agbo estuvo en el interior de las instalaciones, mientras que Alberto Benito se entrenó al margen del grupo recuperándose de la lesión que le impidió jugar el Teresa Herrera, una cita en la que tampoco estuvo el colombiano Juergen Elitim, que tenía muchas ganas de vestirse de corto en el césped de Riazor y que no punto hacerlo ante la Ponferradina. 

El Depor inicia la quinta semana bajo el sol y con intensidad