Hace 25 años: Incendio en Bens y los caballitos de Méndez Núñez cumplen 28 años

Luis M. Santamaría, con sus pequeños clientes en Méndez Núñez/AEC
|

El periódico del 14 de agosto de 1996 llevaba a portada un incendio que amenazó la Refinería y Bens, el rechazo de Toshack a contratar un "crack" para el Deportivo y el hecho de que ningún camping coruñés se encontrase en zona de riesgo, lo que complica que se repita una desgracia como la de Biescas. 


Una infección generalizada provoca la muerte de la víctima 85 de Biescas

Asunción Rubio Baños, de 43 años, una de las cinco personas que permanecían ingresadas en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) del Hospital San Jorge de Huesca, falleció en la madrugada de ayer a consecuencia de una infección generalizada. Con esta nueva muerte, el balance oficial sobre el número de fallecidos en la catástrofe se eleva a 85, y el de desaparecidos reclamados por su familia asciende a tres, si bien se desconoce el número de personas que en el momento de la catástrofe pudiesen circular por las proximidades del camping "Las Nieves".


Incendo en Bens y O Portiu00f1o en 1996


Tarde marcada a fuego en Bens y O Portiño

Dos incendios, presuntamente provocados, arrasaron ayer tres hectáreas de matorral en el monte de Bens y O Portiño. A las 15.30, un vecino del Portiño alertaba al Cuerpo de Bomberos de la existencia de unas llamas en la zona, que amenazaban con propagarse hacia las viviendas de varias familias gitanas. Rápidamente se formó un dispositivo en el que colaboraron miembros de la Xunta y de los ayuntamientos de La Coruña, Laracha, Culleredo y Arteixo. El incendio pudo ser sofocado tras dos horas de trabajo. 


Cala del Moro, el paraíso amenazado

Era el secreto mejor guardado del verano coruñés. Los bañistas que frecuentan la cala del moro, ubicada en las cercanías del hotel Ciudad de La Coruña, escondían la existencia de este coqueto arenal a la mayoría de sus conciudadanos, a las masas que se apilan en las playas del centro. Con esta actitud discreta pretendían seguir disfrutando en familia de una arena como Dios manda --nada que ver con los guijarros de Riazor-- y, de paso, ahuyentar a los voyeurs, que todavía desconocen que en este punto el top-less se impone por decreto ley. Ahora las aguas residuales han hecho trizas su secreto. Un aliviadero despide un "líquido amarillento y de olor apestoso" y el Ayuntamiento asegura que el problema se resolverá en breve. 


Juan Rocha Carro


Juan Rocha: "Las entrevistas con mayores me ayudaron a contrastar datos históricos"

La curiosidad e iniciativa personal de Juan Rocha Carro hizo posible que el estudio "Abegondo, un curruncho das Mariñas" ya se encentre a la venta. Todo empezó en 1988, cuando el autor decidió iniciar averiguaciones que le llevasen al conocimiento del pasado histórico del término municipal que le vio nacer hace 34 años. Tras ocho años de consultas documentales y pesquisas testimoniales, Juan Rocha ofrece un completo análisis tanto del pasado institucional como de la realidad local, cuyas páginas recogen los aspectos sociales, geográficos, culturales e históricos de Abegondo. 


Caballitos de Mu00e9ndez Nu00fau00f1ez


Los caballitos de los jardines de Méndez Núñez cumplen 28 años

Cuando era pequeño, Luis M. Santamaría montaba con sus hermanos en un carro tirado por un caballo. Ese recuerdo le quedó grabado en la memoria y, con los años, convirtió su sueño en realidad: tener su propia caballeriza para que otros niños pudiesen, como él, subirse a un carro tirado por un caballo. Comenzó en la plaza de María Pita con unos coches de pedales. De los deportivos y los modelos antiguos de cuatro ruedas pasó a las crines y las cuatro patas de los caballos. Desde entonces, hace ahora 28 años, Luis M. Santamaría es el dueño de los caballitos de pedales que hay en los jardines de Méndez Núñez. Cada verano se instala en los jardines con su peculiar manada: dieciséis caballos de los cincuenta que construyó con sus propias manos a base de poliéster y fibra de vidrio, técnica que aprendió de joven en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro. Con las instrucciones y herramientas que le dio el escultor José Juan, que por aquel entonces trabajaba en María Pita, poco a poco fueron saliendo los 50 caballos que posee actualmente. Guarda fotos de famosos que se han acercado a sus caballerizas: Sara Montiel, Santana, Gurruchaga y Sabina. Pero su mayor orgullo es haber salido en una guía alemana sobre Galicia, que recomienda la visita a los caballitos con pedales. Dice que cuando se muera los donará a algún lugar donde pueda ser recordado su trabajo. 

Hace 25 años: Incendio en Bens y los caballitos de Méndez Núñez cumplen 28 años