Los hoteleros coruñeses cerrarán agosto con un 80% de ocupación

Turistas accediendo a un hotel de la zona centro | javier alborés
|

Aunque el cielo no deje de ser gris, el horizonte parece despejarse por momentos para el sector hotelero, que afronta este mes de agosto con una confianza inusitada en el mundo postcovid. El presidente de la Asociación empresarial de Hospedaje de A Coruña (Hospeco), Richard Huerta, se confesó “moderadamente optimista” después de estimar que se cerrará este mes con alrededor de un 80% de ocupación de los alojamientos de la ciudad.

La razón del optimismo de Huerta es que se trata de prácticamente la misma tasa que en la época prepandemia, lo que resulta notable en un momento en el que vuelven a aumentar las restricciones. “Es un dato bastante razonable de lo que va venir –reconoció Huerta– porque las nuevas medidas no están teniendo un impacto negativo en las reservas”. La razón es difícil de concretar, pero lo que si parece claro es que el verano de 2021 no será un desastre.

Hospeco, que representa a la gran mayoría de los negocios hoteleros de la ciudad (que cuenta con unas 2.800 plazas, de las que 2.150 están integradas en la asociación) señal que la ocupación el mes pasado fue del 60%. “Evidentemente, no es un gran dato pero tampoco es un dato horrible”, opina Huerta.


Del centro al extrarradio


Eso no quiere decir que la situación no haya experimentado cambios. Por el contrario, desde Hospeco han percibido algunos cambios que les parecen interesantes. Para empezar, que la localización de los alojamientos no importa tanto como antes. “Lo normal es que primero se llenen los hoteles del centro, y luego los de extrarradio, pero en este año no ha sido así”, señala el presidente de Hospeco.

Por ejemplo, alojamientos en lugares tan alejados del centro como A Grela han registrado cifras elevadas de ocupación, fenómeno que Huerta pone en relación con otro fenómeno: que se está alargando el periodo medio de estancia en la ciudad. “Todavía es demasiado pronto para decir cuánto –advirtió– pero lo normal es que permanezcan dos o tres días y se está alargando”.

Parece que los turistas conciben el hotel como una base de operaciones desde la que hacer varias escapadas a los alrededores. “En todo caso, A Coruña cumple con los requisitos de los turistas y hay que aprovechar para posicionar la ciudad”; aseguró.

Los hoteleros coruñeses cerrarán agosto con un 80% de ocupación