Comienza la peatonalización del entorno del mercado de San Agustín

Las obras durarán varias semanas | quintana
|

La reforma del entorno del mercado de San Agustín comenzó esta semana. Se tratan de unas obras de mejora de accesibilidad largamente esperadas, que comenzaron a fraguarse ya en tiempos de Carlos Negreira, pero que sucesivos problemas dilataron en el tiempo hasta ahora. Solo después de que Patrimonio diera en noviembre su visto bueno, el Ayuntamiento ha puesto en marcha el proyecto, que se redactó durante el mandato anterior y que eliminará numerosas plazas de aparcamiento alrededor de la plaza de abastos para aumentar el espacio peatonal.

El Ayuntamiento ha invertido 822.579 euros en esta mejora, la primera importante que se realiza en un mercado municipal en lo que va de mandato de Inés Rey. Se conservarán plazas de la ORA, de rotación forzosa de 60 minutos, como se está haciendo en el entorno de los demás mercados. El resto de las plazas se destinarán a los residentes, que llevaban tiempo reclamándolas, puesto que hay muy pocos garajes en al zona.

Cuando esté finalizada, los vehículos podrán circular por las calles que rodean al histórico edificio (Marqués de Pontejos, Pío XII, San Agustín o Juan XXIII) excepto un pequeño tramo entre el mercado y la Iglesia de San Jorge que se volverá peatonal. El resto será semipeatonal

Esta reforma permitirá poner en práctica un viejo proyecto que se remonta a décadas atrás: la comunicación vertical entre Panaderas con una escalera bajo su número 19 y el 28 de Pío XII. Se retrasó todos estos años en parte porque el inmueble es propiedad del obispado de Oviedo y se compró por 900.000 euros en 2019.

También se prevé la recuperación de las paradas de autobús urbano en la calle de Panaderas, que fueron eliminadas hace algunos años. El plan es que la línea llegue desde la calle Sol hasta el mercado, dentro de la política municipal de “movilidad blanda” que pretende arrinconar el vehículo privado.

Comienza la peatonalización del entorno del mercado de San Agustín