Un vistazo a todo color del siglo XX coruñés tras un año lleno de sombras

La presentación del calendario histórico tuvo lugar en el Ayuntamiento | Quintana
|

El trabajo periodístico acostumbra a analizar concienzudamente la actualidad, pero en muchas ocasiones también mira al pasado para recordar, aprender e incluso revivir momentos, historias y actuaciones. “Despois dun ano negro”, comentaba la presidenta de la Asociación de la Prensa, Doda Vázquez, en relación al último año y medio de pandemia, se ha decidido hacer una edición especial del calendario histórico que edita la entidad, “o primeiro en cor”.

Y es que tras cinco ediciones en blanco y negro, y como contraposición a las sombras de la actualidad, el calendario de 2022 muestra trece imágenes a color, alcanzado mediante diferentes técnicas.

El “peirao do peixe”, una calle de San Andrés con peatones más allá de los fines de semana, el tranvía circulando por el Cantón Grande o la playa de Riazor plagada de casetas, son algunas de las instantáneas de comienzos del siglo pasado recuperadas para este sexto calendario histórico de la asociación.


El Cantón de Porlier, el muelle del pescado o las moreras de San Andrés ilustran algunos meses 



Se presentó ayer, en el Ayuntamiento, en un acto en el que participaron Doda Vázquez, la alcaldesa, Inés Rey, el director de la Compañía de Tranvías (patrocinadora del calendario), José Ignacio Prada, el historiador Xosé Alfeirán, el coleccionista Alfonso Bartolomé, y el autor del calendario, el periodista Rubén Ventureira. Siendo precisamente los tres últimos quienes desgranaron las imágenes que componen esta edición.

Como todos los años, cada día del mes cuenta con varias efemérides, como la del día de ayer (5 de agoto), que coincidía con la inauguración, en 1913, de la plaza de María Pita.






Curiosidades


Destacaba Bartolomé la imagen que compone la portada como una de las más relevantes, ya que muestra una vista desde lo que hoy sería el muelle de Batería, con varias pequeñas embarcaciones y un velero transportando, presumiblemente, elementos para alguna obra que se estuviese ejecutando en aquel momento.

Destacan algunas imágenes, como la que ilustra febrero, una vista de la calle de San Andrés en 1901. Una calle “peatonal” en aquel momento, tal y como lo es ahora los fines de semana, y con elementos que se pretenden recuperar en la futura rehabilitación de esta vía, como las moreras, que se pueden apreciar en esa imagen.

Una ilustración del año 1879 representa al mes de noviembre, mostrando un Cantón Grande (Cantón de Porlier en la época) sin Obelisco y con una anchura como la que se pretende instaurar en la actualidad con la reforma integral del entorno.

Un vistazo a todo color del siglo XX coruñés tras un año lleno de sombras