Hacienda autoriza a Miño a ampliar a 2043 los plazos para abonar su deuda

Miño adquirió dos préstamos para afrontar la deuda generada por el proceso de urbanización de Costa Miño Golf | AEC
|

El Ministerio de Hacienda confirmó al Ayuntamiento de Miño la aprobación de su solicitud de adhesión a la medida estatal para la financiación de las deudas de las administraciones municipales a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que permitirá ampliar el plazo de pago total de la deuda con el Estado hasta el año 2043.

Así, se formaliza un acuerdo que posibilitará agrupar los dos créditos a los que deben hacer frente actualmente las arcas municipales en uno solo y aumenta el plazo de amortización en cinco y trece años respectivamente, según explicaron desde el Gobierno de Manuel Vázquez Faraldo.

Con anterioridad a la aplicación de esta medida el Ayuntamiento de Miño tenía dos préstamos, adquiridos para hacer frente a la deuda generada por el proceso de urbanización de Fadesa Inmobiliaria en Costa Miño. Esto es, por una parte, el principal, de 12 millones de euros, con el que se abonaron los terrenos expropiados tras las correspondientes sentencias judiciales, cuyo periodo de amortización acababa en 2038 en virtud de la ampliación de diez años que el Gobierno de Miño consiguió en 2019, y por otro, el crédito de siete millones de euros, con el que se abonaron los intereses reconocidos por sentencia judicial a los expropiados, terminaba en el 2030.

En este sentido, el acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno del Estado para asuntos económicos permite, por un lado, agrupar los dos créditos en uno que tendrá la vigencia del de mayor cuantía y más plazo y, por el otro, aumentar ese periodo de amortización en cinco años, llegando así hasta el 2043.

En consecuencia, el municipio consigue ampliar el plazo de pago del crédito de mayor cuantía en cinco años y del de menor en trece, lo que significa que pasa de abonar 1,6 millones de euros al año a 0,9. Además, se establece un periodo de carencia de dos años por lo que no tendrá que comenzar a amortizarse hasta 2023.

El alcalde, Manuel Vázquez Faraldo, explicó que “agora que xa temos aprobada esta medida poderemos comezar a traballar no novo escenario que se nos presenta, xa que supón un alivio para a situación das contas municipais”, si bien recordó que “aínda así temos que facer frente a unha gran débeda que non debería ter Miño pero non é o mesmo devolver o diñeiro en 10 anos que en 25, como faremos a partir de agora grazas a esta gran nova e tamén ás outras medidas adoptadas nestes dous anos de mandato”. 

Hacienda autoriza a Miño a ampliar a 2043 los plazos para abonar su deuda