Curtis y Sada viajan a sus épocas gloriosas

Ambiente en Sada ayer | quintana
|

Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor y es discutible, pero cada cierto tiempo conviene volver a los lugares donde uno ha sido feliz. Sada y Curtis viajaron este fin de semana a sus épocas gloriosas, el primero a los años del Modernismo y el segundo a los tiempos en que el municipio creció alrededor de la estación de tren y el mercado de alimentación y ganado.


Sada dio ayer el pistoletazo de salida a dos días de juegos populares, danza, cine, jazz y circo, entre otras propuestas. El evento, que evoca los “locos años 20”, se celebra “con todas as medidas de seguridade vixentes”, explican desde el Ayuntamiento sadense.


Niños y adultos disfrutaron de la Belle Époque en el centro del pueblo y hoy está previsto el tradicional picnic en el entorno del paseo marítimo. La pandemia frenó en cierta medida las ganas de disfrutar del “ambiente de charlestón”, pero las actividades tuvieron una buena acogida.


Feira 1900

En Curtis tuvo lugar “Curtis na lembranza: as feiras de 1900”, impulsado por la Asociación de Comerciantes con la colaboración del Ayuntamiento, donde hubo mercado tradicional con artesanía y alimentación, además de conciertos con Olga Brañas, Tiruleque, Odaiko y Leirabuxo. Los pasacalles, en los que participó la Asociación do Traxe Galego, corrieron a cargo de los Garatuxeiros y los gaiteiros de la Asociación Mulleres A Carballeira.


Además de música hubo tiempo para exhibiciones y talleres, como uno sobre el proceso del lino impartido por la Asociación de Mulleres de Insua, y otro de artesanía con paja. También se pudo ver un tren de jardín a escala G.


El ambiente festivo continúa hoy en la comarca con la XX edición de la Feira da Cebola Chata de Miño, en la que también habrá un amplio mercado con todo tipo de productos frescos, actuaciones musicales y degustaciones de alimentos.

Curtis y Sada viajan a sus épocas gloriosas