Políticas activas de empleo

|

El paro genera una situación endémica en nuestro país y el pleno empleo ya parece muy alejado de ser una grata realidad. De ahí que son muy importantes y necesarias las políticas activas de empleo, orientadas a la creación de puestos de trabajo.


Tanto el Sepe como el Inem, además de dedicarse a gestionar la protección por desempleo también tienen como objetivo el de facilitar información sobre el mercado de trabajo y el desarrollo de las políticas de empleo pero, en la práctica, con muy poca eficacia.


Es muy necesario la intervención de todas las administraciones públicas en el mercado laboral, con un compromiso real y efectivo, para ayudar a los parados a encontrar trabajo y para ello tendrían que actuar como intermediarios entre el mundo empresarial y los trabajadores desempleados, de cara a aminorar las elevadas tasas de desempleo.


Las verdaderas políticas activas de empleo también deben tener en cuenta la inserción y la formación. Desgraciadamente muchos cursos son un mero negocio sin aplicación práctica alguna. Así miles y miles de parados continúan en desempleo, después de asistir a cursos formativos u ocupacionales.


También habría que abrir canales de comunicación permanentes y fluidos con las empresas para crear una importante línea de oferta de trabajadores bien formados para empleos de calidad.

Políticas activas de empleo