Borja Jiménez incrementa la carga táctica a sus pupilos

Rafa de Vicente y Guille Bueno, durante el test matinal de ayer | FOTos: patricia g. fraga
|

El RC Deportivo dio inicio ayer a su tercera semana de preparación de pretemporada y lo hizo incrementando la carga táctica que el míster Borja Jiménez ha intentado transmitir a sus jugadores.

En los campos II y III de la Ciudad Deportiva de Abegondo, la plantilla compaginó labores específicamente físicas —un exigente circuito que sirvió de calentamiento, con ejercicios de fuerza y habilidades— con ensayos defensivo-ofensivos.

El entrenador dividió a su plantel en dos grupos para experimentar movimientos tanto en la salida de balón con transiciones y remates como basculaciones y repliegues en la zaga.


‘8 contra 8’
Lapeña actuó de lateral derecho y Álex-De Vicente fue el doble pivote inicial 



A falta de jugadores específicos para la banda derecha —Valín y Benito no se ejercitaron con el grupo—, el central Adrián Lapeña actuó en el ‘carril del 2’.

Junto al polivalente defensa riojano, en el primer equipo de ‘8 contra 8’ que dispuso el preparador formaron también Barcia y Trigueros como centrales, Héctor Hérnandez en el lateral izquierdo, Álex Bergantiños y Rafa de Vicente en el doble pivote, con William de Camargo en la banda derecha y Menudo en la izquierda.

Realizando innumerables retoques a medida que los lógicos desajustes se fueron sucediendo, Borja Jiménez inculcó a los suyos la necesidad de mover el cuero con precisión y velocidad, al tiempo que exigió idéntica celeridad en el repliegue.

Después de más de media hora de conceptos de pizarra, los jugadores herculinos se midieron en varios partidos entre tres equipos en un campo de dimensiones reducidas.



Jaime Sánchez


El nuevo defensa central deportivista estuvo al margen de sus compañeros en la sesión matinal, recuperándose de sus dolencias físicas.

Tampoco estuvieron con sus compañeros sobre el césped Jorge Valín y Pablo Brea, así como Benito, con trabajo personalizado en casa.

Borja Jiménez incrementa la carga táctica a sus pupilos