Los drones del 092 estarán equipados con cámaras térmicas y reconocerán rostros a 300 metros

Una imagen del Mavic 2 Enterpreise Advanced, cedida por Aerocámaras
|

A finales de septiembre, en el cielo coruñés empezarán a avistarse drones. Normalmente, la ciudad es un espacio aéreo restringido por la cercanía del aeropuerto de Alvedro, pero estos serán de la Policía Local. Se trata de dos aparatos provistos de cámaras de aumento, y con capacidad térmica, de manera que podrán actuar incluso de noche. El Ayuntamiento ha adquirido dos de estos aparatos, uno para Tráfico, que lo usará tanto para controlar la circulación como para el examen de accidentes, y otro para la Patrulla Verde, para controlar vertidos, entre otras cosas.


La empresa Aerocámaras es la encargada de suministrar no solo estos aparatos, sino la formación, a los policías locales, que a partir de la semana que viene comenzarán a aprender como se pilotan. El curso dura cerca de 40 días, así que este nuevo servicio podrá estar en activo tras las vacaciones.


El CEO de Aerocámaras, Jaime Pereira, comentó que cada vez son más los cuerpos policiales municipales que adquieren estos aparatos. A Coruña no es ni mucho menos pionera. Otras poblaciones, como Sanxenxo, ya se le han adelantado. Ha sido desde Aerocámaras donde se ha escogido el dron perfecto para cumplir con las exigencias de la Policía Local.


Prestaciones

El modelo escogido ha sido el Mavic 2 Enterprise Advanced: un dron DJI mejorado con visión dual, versátil y compacto con cámaras térmicas, zoom digital de 32 aumentos y precisión centimétrica con RTK, lo que resulta importante a la hora de realizar recreaciones de accidentes complejos, porque puede medir distancias con un margen de precisión mucho mayor que el GPS. “Esos 32 aumentos significa que puede hacer un seguimiento del rostro de una persona a 300 metros de distancia”, aclara Pereira.


Son similares en prestaciones a los que la DGT ha comenzado a utilizar en la campaña de este verano, pero con salvedades: para empezar, los del 092 no están provistos de radar, así que no pueden imponer sanciones de velocidad, aunque sí podrían detectar cuando un conductor se salta una señal, por ejemplo: “En esto, son como cualquier otra cámara, y pueden denunciarte”, comenta el experto. Además, son mucho más compactos que los de la DGT, así que los agentes municipales podrán llevarlos en una mochila.


“Hemos escogido un dron que recoge todas las características que van a necesitar, compacto, con una buena resolución radiométrica: guarda la temperatura recogida y luego puedes comprobarla y sabes qué temperatura habían en cada punto de la imagen”, explica el CEO de Aerocámaras. Esta función le permite emplearla para inspecciones, pero también para seguridad. El software que llevan incorporado permitirá a los agentes mejor su precisión cuando estudien un accidente aunque solo se empleará en los más complejos.


Incluso al problema de la cercanía del aeropuerto está solucionado. “Dentro de al ley hay excepciones, y se encuentran las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Ellos sí pueden operar con unos permisos especiales que se los gestionamos nosotros”, dice Pereira. Así, a los drones solo les faltará el radar pero, para eso, no hay prisa.

Los drones del 092 estarán equipados con cámaras térmicas y reconocerán rostros a 300 metros