El Deportivo negocia para evitar el ERE

El presidente abordó varios asuntos de actualidad | pedro puig
|

El Deportivo aplicará el Expediente de Regulación de Empleo solo a un máximo de diez trabajadores (plantilla y resto de empleados) con los que negocia para encontrar una solución que evite al club tomar ese camino. Eso es lo que indicó ayer en una rueda de prensa el presidente del equipo herculino, Antonio Couceiro.


El ERE fue el primer asunto que abordó el mandatario. “Es un tema que ha preocupado al deportivismo las dos ultimas semanas y especialmente a los trabajadores”, indicó. Dijo que es una medida que responde a cuestiones “económicas y organizativas” y reveló que el jueves el club comunicó a los empleados la ampliación de quince días en el trámite inicial del ERE teniendo en cuenta los futbolistas y entrenadores que se han sumado a la relación de empleados del Deportivo.


“El talante del Consejo de administración y de la dirección de la empresa es evitar los conflictos y buscar las mejores soluciones bajo la única premisa de defender los intereses del Deportivo. Siempre hemos buscado una solución pactada con los trabajadores. La raíz del problema está en la existencia de contratos con condiciones económicas totalmente alejadas de la realidad económica y deportiva del club. No se trata solo de futbolistas. Son salarios que pueden llegar a ser seis veces superiores a los de un trabajador similar en clubes de la categoría”, precisó.


Couceiro afirmó que “desde hace muchas semanas” se ha venido hablando con los jugadores sobre la imposición de “salarios acordes a la categoría” y la necesidad de dar “salidas”. “Unos fueron más receptivos que otros”, apuntó.


En ese contexto, el Deportivo decidió “poner en marcha el ERE por si fuera necesaria su aplicación”.

Además, recordó que en el caso de futbolistas profesionales no permite aplicarlo de manera individualizada, sino que tiene que ser algo colectivo.


“Es la ultima medida que querríamos aplicar, pero incluidos los futbolistas no se llegará a 10 empleados afectados”, comentó el presidente, quien avanzó que en torno al 60 por cien son futbolistas y el 40, empleados convencionales.


“Los casos alejados de la realidad del club son mínimos”, recalcó el presidente profesional del Deportivo, quien deseó encontrar alternativas al ERE. “Ojalá que tanto en las conversaciones con futbolistas como con empleados encontremos soluciones sin tener que aplicar el ERE”, dijo.


Respecto a si puede causar un daño a la imagen del club señaló que es “la única figura posible en el caso 

de futbolistas para aplicar una rescisión de contrato por razonas económicas”.


“En este caso entendíamos que era lo razonable para los intereses del club. En el caso de otros empleados afectará a muy poquitas personas y son las que tienen un salario a día de hoy absolutamente desmedido para la función que están desarrollando en el Deportivo. Los intereses del club están por encima de los intereses personales”, advirtió.


Además, recordó que en el caso de futbolistas, se dan dos circunstancias en los afectados: contratos “inasumibles” para el Deportivo “que se juntan con informes del área deportiva de no contar con esos jugadores” cuya aportación el año pasado no fue “todo lo satisfactoria que el deportivismo esperaba”.

El Deportivo negocia para evitar el ERE