La Xunta suspende la obra de la Vía Ártabra hasta la primavera de 2022

Las máquinas y los operarios se retiraron de la zona donde estaban actuando, entre Soñeiro e Iñás | Pedro Puig
|

Las afecciones de las líneas de gas y de media tensión, así como la ausencia de autorización por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para su conexión con la AP-9 obligan a la Xunta a suspender temporalmente las obras de la Vía Ártabra. La previsión es reanudarlas en otoño, cuando las compañías de los servicios afectados realizarán “os correspondentes retranqueos das liñas”, confirmaron desde la Consellería de Infraestruturas.


En concreto, el trazado de la vía intercepta las conducciones de gas en el kilómetro 1+700, afectando desde este punto hasta la AP-9, lo que impide realizar movimientos de tierras o construir cualquier estructura, a lo que se suma que la intervención en los servicios de gas requiere, además, de expropiaciones, estando previsto el levantamiento de actas de ocupación para el día 31 de agosto, una vez abonados los depósitos previos, explicaron desde el departamento autonómico que dirige Ethel Vázquez.


En paralelo, la compañía suministradora está tramitando las autorizaciones sectoriales necesarias para el retranqueo, previsto para después del verano, con unos costes adicionales de más de 900.0000 euros.

En la zona también existe una línea aérea de media tensión que da servicio al Polígono del Espíritu Santo y que también afecta a las obras de la Vía Ártabra.


En este caso, la eléctrica también está tramitando las autorizaciones precisas para el retranqueo, con unos costes adicionales –dotados presupuestariamente– de unos 440.000.


Consenso

Por otra parte, pese a que existe consenso entre la Xunta y el Gobierno sobre la configuración de la conexión con la AP-9, el expediente de autorización “aínda non está resolto, chegando incluso a denegar o Ministerio a realización das sondaxes xeotécnicas necesarias para poder executar as obras”, señala la Xunta.


Está previsto que tras un primer informe de conformidad, el ministerio autorizará los sondeos y se podrá cerrar la parte constructiva para su posterior autorización, incluidos los desvíos de tráfico en la AP-9.

Así, con los retranqueos previstos para otoño y la autorización por parte del Ministerio de Transportes, la Xunta confía en que a comienzos de la próxima primavera se reanuden las obras en todo el trazado, incluyendo la conexión con la AP-9.


Este enlace con la autopista es lo que dará “total funcionalidade aos dez quilómetros de Vía Ártabra xa en servizo, que hoxe percorren preto de 5.000 vehículos ao día tras un investimento da Xunta de 70 millóns”.

La Xunta suspende la obra de la Vía Ártabra hasta la primavera de 2022